Jueves, 30 de Mayo de 2024 Nubes 13.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1225
Opinión

El poder y la impunidad: Bercovich apuntó contra la obscenidad de Insaurralde

Luego de la viralización de las fotos de Sofía Clérici y Martín Insaurralde, Alejandro Bercovich recordó una frase del empresario Alfredo Yabrán, pronunciada mientras estaba en curso el juicio por el asesinato del periodista José Luis Cabezas: "Tener poder es tener impunidad, no me siento un hombre con poder, ni siquiera importante, hasta mi casero fue a declarar, no hubo trato especial". Bercovich comentó: "Nos dejó una definición hermosa del poder, que tener poder es tener impunidad".

El periodista siguió: "Es así como se manejan muchos políticos, que ejercen el poder sabiendo de esa impunidad. Insaurralde se fue en un yate a Marbella durante la peor crisis de nuestra sociedad en muchos años. Se fue además con una novia, a comprarle un Rolex de 18.000 dólares, carteras de 20.000 dólares, a pasar una semana en un yate que cuesta más de 10.000 dólares por día, en medio de una campaña electoral y una inflación que es imposible saber a cuánto va a llegar". Agregó: "Insaurralde lo hizo y se dejó fotografiar porque se sintió impune, sintió que no le iba a pasar nada aún cuando siendo un servidor público queda bastante a la vista que no puede vivir tan distinto al pueblo al que dice servir".

Bercovich aseguró que su impugnación "no es moral con respecto a qué estaba haciendo, con quién y en qué circunstancias". Planteó: "Eso es cuestión de gustos. El problema de lo que hizo Insaurralde es la impunidad que sintió al hacerlo y la distancia que siente de esa gente a la que dice representar. El hecho de que se haya cagado en esa gente en la que busca votos y confianza, eso valía no solo el despido, sino un ostracismo político y social muchísimo más profundo".

Luego, el periodista recordó que Axel Kicillof, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, para quien trabajaba Insaurralde como jefe de Gabinete, ganó su elección "a caballo de una estética y una ética e la austeridad, que tuvo como símbolo al Renault Clio, que lo manejaba Carlos Bianco". Bercovich afirmó: "Bianco fue jefe de Gabinete los primeros dos años, hasta las elecciones de medio término, que fue una derrota. Desde la cima del kirchnerismo, entonces, le bajaron una intervención por la que Insaurralde asumió como jefe de Gabinete. Máximo Kirchner lo puso ahí, con Cristina atrás".

Para Bercovich, la foto "cayó como un meteorito en plena campaña, y va a tener impacto electoral". Comentó: "Esto entra por los ojos, como los bolsos de López, como la fiesta de Alberto y Fabiola en Olivos en la cuarentena", en Radio Con Vos. De acuerdo al periodista, lo importante de esa escena en la residencia presidencial no fue si alguien se enfermó o no, "como no importa si Insaurralde la ama o no a Clérici, lo que está mal es Marbella, el Rolex, el yate, el lujo, la ostentación, la vulgaridad, todo a lo que la gente que votó por Kicillof, por Insaurralde, por Cristina, no se puede asomar".

El periodista opinó: "La señal que yo esperaba del oficialismo el fin de semana era mostrar que Insaurralde no es impune y en parte lo hicieron, no hay por qué felicitarlos por eso, y con bajarlo de las listas algo se compensa del daño moral". Añadió: "Sin embargo, esto puede seguir generando daños con el correr de los días, no significa que mucha gente no vaya a ver la foto en los próximos días y se indigne".

"Eso -planteó Bercovich- nos puede poner en un camino aún peor para el pueblo". Al mismo tiempo, dijo: "Pero cómo culpar, entonces, al que se indigna por esa impunidad, porque esa impunida la sufre el que va de a pie, es un daño, que se le hace a quien se le da la confianza. La defensa de esta derecha temible, temeraria, chapucera, que reivindica lo peor de nuestra historia, tiene que ver también con como se ha comportado el peronismo, el progresismo y el kirchnerismo, muy puntualmente".

Afirmó: "El poder, para algunos, es garantía de impunidad, y muchos actúan como si fuera así. En este caso, a Insaurralde le costó el puesto, la candidatura y ojalá la intendencia. Insaurralde sigue siendo emergente de un poder muy conservador, el de la liga de los candidatos, que se plantea solo conservar el poder, que muchas veces los llenó de guita, y muchas ahora piensan, les garantiza la impunidad".