Miércoles, 12 de Junio de 2024 Nubes 15.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1295
Mundo

El senador norteamericano Mitch McConnell se tildó por segunda vez en un mes

Mitch McConnell en el momento en que se tildó

El líder republicano Mitch McConnell es reconocido por su larga trayectoria en la política estadounidense, aunque en el último mes se convirtió también en emblema de la vejez de sus funcionarios. A pocas semanas de quedarse paralizado en medio de una conferencia de prensa, el senador repitió la escena este miércoles en Kentucky.

En una conferencia de prensa en Covington, Kentucky, Mitch McConnell se quedó congelado por más de 30 segundos luego de que tuvieran que repetirle varias veces la pregunta sobre si se presentaría a la reelección en 2026. Tras la repetición de la consulta, el republicano rió brevemente pero nunca contestó.

Llegado un punto, una asistente le preguntó si había entendido la pregunta y se la repitió, pero el senador seguía sin arrancar. “Vamos a necesitar un momento”, dijo la mujer a los presentes. Al rato, McConnell respondió dos preguntas más que también tuvieron que ser repetidas y no hizo ningún comentario sobre el episodio antes de irse.

"El líder McConnell se sintió momentáneamente mareado y se detuvo durante su conferencia de prensa de hoy", dijo un portavoz más tarde. Además, desde su entorno explicaron a la prensa estadounidense que el legislador “se siente bien” pero que “consultará a un médico antes de su próximo evento”.

Mitch McConnell ingresó al Senado en 1985 y fue el principal legislador republicano en la cámara desde 2007. Su episodio llama la atención sobre la vejez de la política partidaria estadounidense, que ya representa todo un fenómeno. El propio presidente, Joe Biden, tiene 80 años y ya protagonizó un alto número de desvaríos públicos, mientras que el principal candidato republicano, Donald Trump, tiene 77.

Además, hay varios senadores mayores que McConnell en ejercicio, entre los cuales se cuentan Chuck Grassley, de 89 años, y Dianne Feinstein, de 90.

El episodio protagonizado por Mitch McConnell el mes pasado

El incidente de este miércoles fue esencialmente igual al que atravesó el senador el pasado 26 de julio. En esta primera ocasión, el legislador estaba hablando sobre el proyecto de ley anual de defensa. Cuando decía que el mismo avanzaba con una “buena cooperación bipartidista” se detuvo abruptamente y se quedó callado por un largo rato, mirando al frente.

Llegado un momento, sus asesores y otros senadores lo tomaron del brazo y le preguntaron si tenía algo más que decirle a la prensa, pero, ante la falta de respuesta, lo acompañaron a su despacho, hacia donde McConnell se dirigió caminando lentamente del brazo de un asesor y del legislador republicano Wyoming John Barrasso.

En su momento, el incidente del republicano despertó la preocupación de algunos ciudadanos y se reflejó en los medios norteamericanos, en los cuales Elmer Huerta, un médico especialista en oncología y salud pública, sostuvo que el senador sufrió una “afasia de expresión”.

“Mitch McConnell sufrió una afasia de expresión y deberían haberlo llevado cuanto antes a un hospital para hacerle pruebas y corroborar su estado”, dijo el profesional en diálogo con la CNN a fines del mes pasado. En concreto, la afasia es un trastorno que afecta el habla, la escritura y la comprensión del lenguaje, y que puede deberse a accidentes cerebrovasculares, lesiones en la cabeza, tumores o enfermedades degenerativas.

Está pasando