Sábado, 24 de Febrero de 2024 Muy nuboso 25.5 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 25.5 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Policiales

Un empleado robó todos los días durante meses y se llevó $5 millones

Robo empleado

Un empleado de una distribuidora de Posadas fue robando todos los días durante varios meses una pequeña parte de la recaudación diaria y se llevó más de $5 millones. En este sentido, ocultaba los comprobantes de algunas ventas para que al final del día su jefe se diera cuenta.

El propietario de la distribuidora de bebidas y comestibles en general Analí denunció este hecho y sostuvo que uno de los empleados, que estaba a cargo de abrir y cerrar la caja, se quedaba con la plata de las primeras ventas de la jornada, llevándose alrededor de $50 mil y $90 mil.

El acusado se llama Gonzalo Daniel Flores y tiene 31 años. Carlos Cerquetella, el propietario del local, entregó los videos de una cámara de seguridad que estaba en el sector donde el empleado trabajaba.

Según pudo reconstruir Cerquetella, los robos empezaron cuatro meses y Flores se habría llevado más de $5 millones de pesos. En este sentido, según contó el comerciante, el empleado cobraba y les daba los tickets correspondientes a los clientes, pero las copias se las quedaba, para que no aparecieran al culminar el día.

El pasado viernes, cerca de las 9 de la mañana, la cámara captó el momento en que Flores escondió un comprobante debajo de su celular y, después que se retirara el cliente, se fue llevándose la factura. Luego de comprobar ese robo, los policías le solicitaron al propietario de la distribuidora que llamara al empleado a su oficina. De esta manera, lo contactó por teléfono y le pidió que se acercara porque había notado un problema de caja.

Ni bien llegó Flores, los policías lo demoraron y lo llevaron a una comisaría por disposición del Juzgado de Instrucción. Además, le retuvieron el celular para un peritaje. Mientras tanto, no se descarta que el juez ordene allanamientos en busca de plata o bienes que el empleado haya comprado con el dinero que robó.