Jueves, 18 de Julio de 2024 Nubes dispersas 10.1 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 10.1 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $962
Dólar Blue: $1455
Sociedad

Jonathan Franzen y Margaret Atwood firmaron una carta advirtiendo sobre las IA

Atwood y Franzen

El acelerado avance de la Inteligencia Artificial puso en alerta a los escritores, dado que las nuevas tecnologías permiten clonar modelos de escritura propios y ajenos. En ese sentido, escritores como la canadiense Margaret Atwood y el estadounidense Jonathan Franzen remitieron una carta a las compañias que desarrollan IA señalando que explotaron sus obras sin su consentimiento ni respetando derechos de autor.

La carta estuvo firmada por otros miles de autores y se dirigió al CEO de OpenAI, Meta (Facebook), IBM y Microsoft, para advertir sobre los riesgos y atropellos de estas tecnologías que se desarrollan sin ningún tipo de regulación.

"Es justo que nos compensen por utilizar nuestros escritos, sin los cuales la IA sería banal y extremadamente limitada" señalaron los escritores y agregaron: "Estas tecnologías imitan y regurgitan nuestro lenguaje, historias, estilo e ideas. Millones de libros, artículos, ensayos y poesías protegidos por derechos de autor proporcional el 'alimento' a los sistemas de IA, comidas interminables por la que no se nos ha pasado factura".

Precismante las IA utilizan una pesquisa informática conocida como minería de datos, por la cual se descomponen reglas y se decifran patrones de escritura en obras protegidas por derechos de autor. "La IA generativa amenaza con dañar nuestra profesión inundando el mercado de libros, relatos y periodismo mediocres, escritos por máquinas y basados en nuestro trabajo", protestaron los firmantes.

Por ello, los escritores reclaman que las compañías de IA pidan autorización a la hora de utilizar contenidos protegidos por derechos de autor. Además, piden que se les compense por el uso pasado y presente de sus obras.

La carta de Atwood y Franzen se suma al reclamo de Paul Tremblay y Mona Awad, quienes hace unos meses demandaron a OpenAI por haber usado sus obras para entrenar el modelo de lenguaje, generando una fuerte disputa judicial que interroga sobre las fuentes de contenido para entrenar a los sistemas generadores de texto a gran velocidad.

Está pasando