Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 15.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Deportes

Miami apuesta a Messi para ser capital del deporte en EEUU

Estadio Miami Freedom Park, próximo a estrenar por Messi

 “Siempre tuve la ilusión de poder disfrutar y vivir la experiencia en Estados Unidos, vivir lo que es la liga”. La frase de Lionel Messi cosecha 2020, se activó el miércoles a la tarde cuando le confesó al mundo que no jugaría en Barcelona para ir al Inter Miami de David Beckham. Con Cristiano Ronaldo en Arabia, este contrato marca el fin de una era, pero también la apuesta de una ciudad que busca ser la capital deportiva de su país.

Salvo por los Dolphins, que se sumaron a la NFL del fútbol americano en 1965, los principales equipos de la ciudad aparecieron a partir de 1988 con la llegada de los Heat, que está disputando las finales de la NBA. En 1993 debutaron los Florida Panthers en el hockey sobre hielo, también definiendo la NHL y los Marlins en la MLB del baseball. Con un equipo por cada una de los cuatro torneos importantes del país, la ciudad queda lejos de las grandes capitales como Nueva York, Los Angeles o Chicago, con hasta dos equipos por liga y que además tienen equipos femeninos de básquet o fútbol, algo de que carece Miami. 

Hasta ahora

En el caso puntual del fútbol en la península se vivió el pico entre 1997 y 2001 con el Fusion que ganó la conferencia Este en su último año y se dio el lujo de tener una temporada a Carlos Valderrama paseando su talento, en la previa del Mundial de Francia. Para 2002 la MLS decidió reducir el torneo de 12 a 10 equipos, lejos de los 29 actuales, y los dos excluídos fueron Fusion y Tampa Bay Mutiny, el otro de Florida. La creación del nuevo club/franquicia de Messi se gestó a mediados de los 2000 cuando Beckham fue a jugar a Los Angeles Galaxy. Al inglés le prometieron prioridad para que se haga de un equipo en el futuro en la ciudad que él eligiese.

En 2014 gatilló esa cláusula y para 2020 logró el debut del Inter en la liga, que solo clasificó a playoffs el año pasado. Actualmente está último en la conferencia Este, pero con 18 partidos en el horizonte que le permite todavía soñar con meterse en la pelea por el título, ya que los ochos mejores de cada zona se juegan el pase a la definición en eliminación directa.

Según el censo de 2020 Miami tiene casi 442.000 habitantes, de los cuales el 70% son latinos o descendientes de latinos. Es la décima ciudad con mayor cantidad de hispanos y la única del top ten dentro de la costa este, en un ranking que lidera Los Angeles con casi 1,8 millones. Del mismo modo que el baseball conecta con los centroamericanos, el fútbol lo hace con mexicanos y sudamericanos afincados en la península. La llegada de Messi asegura un crecimiento exponencial de fanáticos, la potencialidad para exportar los derechos de transmisión y el interés en el fútbol de un país que recibirá la Copa América el año que viene y el Mundial en 2026.

En la Copa del mundo Miami estará presente con el Hard Rock Stadium, que desde el año pasado es escenografía de la Fórmula 1. Adidas firmó un contrato por 830 millones de dólares hasta 2030 para vestir a todos los equipos y desde este año Apple TV transmitirá el torneo a cambio de 2500 millones por la próxima década.

Deporte motor

Estados Unidos es uno de los países con mayor cantidad de autos por habitante y eso se traslada al deporte motor donde la IndyCar Series es la categoría reina, pero que también con una historia fuerte ligada a la máxima categoría del automovilismo mundial. Desde el primer Gran Premio que se hizo en Sebring en 1959 han presentado distintos circuitos, pero a partir de 2012 Austin es la gran referencia. En 2022 se sumó Miami y este año apareció Las Vegas, para ser el único país con tres carreras en el calendario.

El debut del año pasado tuvo una carrera inmejorable con un cierre peleado entre Max Verstappen y Charles Leclerc, donde el neerlandés se quedó con el primer lugar por menos de cuatro segundos. El callejero montado alrededor del Hard Rock Stadium, simulaba un espejo de agua, había yates montados en un sector a modo de palcos VIP, hubo desfile de celebridades y para darle el toque más yanqui posible, a Verstappen le dieron un casco de fútbol americano en el podio para festejar. Pasados dos años, a Miami le quedan ocho carreras hasta 2031 de un contrato por el que pagaron alrededor de 1000 millones de dólares. Si la Fórmula 1 es un circo, nadie mejor que ellos para organizarlo. 

Raquetas

El US Open cierra el poker de cada año de los torneos grandes y se juegoa en Flusing Meadows, al norte de Nueva York. El contrapeso en importancia es el Masters 1000 de Miami, históricamente considerado el quinto Grand Slam por su prestigio, innovación, atractivo para los jugadores y ubicación: a 16 kilómetros de la playa. Si bien en los últimos años Indian Wells es el que le disputa ese cetro, al estar ubicado en pleno desierto californiano pierde un poco.

En 2021 la Federación Internacional de Tenis hizo un relevamiento donde estima que hay alrededor de 87 millones de tenistas en el mundo, la mitad entre China y Estados Unidos, que es el país con mayor cantidad de clubes por habitante. Solo entre el centro y el primer anillo del conurbano maiamense se cuentan 19 lugares a donde ir a jugar. También la Federación de Tenis viene invirtiendo mucho dinero en la formación de talentos desde su centro ubicado en Orlando para recuperar el brillo en el plano masculino. En esa categoría, un estadounidense no gana un Grand Slam de Andy Roddick en el US Open 2003 y para encontrar a la nueva Serena Williams que se retiró el año pasado

La ovalada

Del mismo modo que vienen apostando el fútbol, el rugby es otro deporte donde quieren hacerse fuertes, a pesar de la competencia imposible con el fútbol americano. Si bien no se clasificaron al Mundial masculino de este año, serán sedes del torneo en 2031 y del femenino de 2033. Entre las 24 ciudades que quieren ser sedes está Miami. Joe Biden, que lo jugó de jóven, fue un apoyo importante para convencer a la World Rugby. Durante muchos años Agustín Pichot fue asesor de USA Rugby y en 2017 se fundó la Major League Rugby el torneo profesional que cuenta con 12 franquicias.

El año que bien habrá un más: Miami Sharks, propiedad de Marcos Galperin, dueño de Mercado Libre, y un grupo de empresarios argentinos. El embajador global es Juan Martin Hernandez y el jugador franquicia será Tomás Cubelli, medioscrum de Los Pumas. Si bien no tienen sede definida, una opción sería el Lockhart Stadium, casa del Inter Miami y cuenta con 18.000 asientos. Si bien están construyendo uno nuevo para 25.000 espectadores, la llegada de Messi muy probablemente los empuje a otro más grande.

Los abonos de temporada ya están vendidos y hay fila virtual para aquellos que quieran hacerse de uno. Los precios de los partidos donde Inter será visitante ya comienzan a dispararse, como el del posible debut del rosarino contra el Cruz Azul mexicano el 21 de julio por la Leagues Cup que nuclea a equipo de Estados Unidos, México y Canadá. El ticket más accesible para ese partido rondaba los 19 dólares, pero ayer trepaba a los 329, diecisiete veces más.

Del mismo modo que la presencia de Pelé, Franz Beckenbauer, Johan Cruyff y George Best fue importante para el primer intento de popularizar el fútbol, la llegada de Messi es la apuesta decisiva para la masificación de un deporte que crece año a año, sobre todo de la mano del público latino en un país donde la competencia sobra. El rosarino además le permitirá a Miami estar presente en el mapa deportivo de manera permanente y continuar con su plan de ser la ciudad más importante del deporte de su país.