Domingo, 19 de Mayo de 2024 Algo de nubes 13.7 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 13.7 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Cultura & Espectáculos

Yanquis aseguran que en Argentina se habla alemán y que en las casas hay cuadros del ejército nazi

Joe Rogan en el podcast que calificó a Argentina como un país nazi

La idea de que Argentina funcionó activamente como un refugio nazi tras la Segunda Guerra Mundial no da tregua en Estados Unidos y en las últimas horas circuló un extracto de un podcast cuyos protagonistas refuerzan lo que muchos ya señalaron como un mito.

¿Prestaste atención a los otros lugares donde los nazis fueron cuando escaparon de Alemania? Argentina, en particular” se escucha señalar al humorista Joe Rogan en el video que circuló por redes sociales. “Hay ciudades alemanas enteras en Argentina, hacen el Oktoberfest allá”, continuó el norteamericano en referencia a la localidad cordobesa de Villa General Belgrano ante el asombro de su interlocutora.

Visten lederhosen”, siguió el conductor del podcast Joe Rogan Experience, en referencia a una vestimenta tradicional alemana. “Beben en steins”, siguió, refiriéndose a los vasos de cerveza alemanes, y añadió: “Es loco, hablan alemán, ¿qué carajo es esto? Mi amigo Tim Kennedy fue allá y estaba literalmente hablándole a la gente, entrevistando a la gente, y tenían fotos de soldados de la SS en sus paredes. Y hablaban de cómo sus abuelos eran héroes”. Dicho esto, hizo un gesto exagerado de sorpresa y afirmó: “Tipo, son descendientes de los nazis que escaparon”.

¿Es verdad que Argentina funcionó como un “refugio nazi”?

Varios artículos y estudios sobre la presencia de nazis que escaparon de Alemania hacia Argentina señalan que la idea del “refugio nazi” es, en definitiva, un mito. Investigadores como el historiador israelí Raanan Rein aseguran que el relato se originó con base en algunos datos reales que, sin embargo, nada dicen sobre un plan sistemático, estatal y masivo de apoyo al nazismo en nuestro país.

Según sostuvo Rein en diálogo con EFE, la concepción de Argentina como un paraíso del nazismo en la segunda posguerra "tiene sus raíces en la campaña electoral de 1946, cuando Estados Unidos, a través de su embajador en Buenos Aire Spruille Braden intentó poner obstáculos en el camino del entonces coronel Juan Domingo Perón a la presidencia".

En esta época, el Departamento de Estado norteamericano publicó el “Libro Azul sobre Argentina”, donde sostenía que nuestro país colaboró con el nazismo alemán durante la Segunda Guerra. "La idea era manchar la imagen de Perón, describirlo como un colaboracionista con el nazismo y así asegurar la victoria electoral de la oposición democrática", detalló el historiador.

Entraron más nazis en los Estados Unidos y la Unión Soviética que en Argentina.

Raanan Rein

La realidad, indicó, es que aproximadamente 80 mil alemanes y austríacos llegaron al país al finalizar la Segunda Guerra Mundial, aunque sólo 19 mil se quedaron. De ellos, entre 50 y 60 estaban identificados como criminales de guerra, entre los cuales destacó Adolf Eichmann, uno de los principales organizadores del Holocausto secuestrado por agentes israelíes en 1960 en Buenos Aires.

Una situación que también se dio en otros países

Según la investigación de Rein, hubo emigración nazi hacia varios otros países: "Entraron más nazis en los Estados Unidos y la Unión Soviética que en Argentina. Sin embargo, ha sido más fácil acusar a Argentina y dejar de lado la discusión acerca de la responsabilidad de otros países", criticó el historiador.

Otro de los hechos que se esgrime como evidencia del arraigo local del nazismo fue el acto nazi de 1938 organizado en el Luna Park, al que asistieron miles de personas. A este respecto, el periodista Ezequiel Adamovsky escribió que, sin embargo, “en esa misma época, antes de que comenzara la Guerra y en particular antes de que EEUU se involucrara en ella, los simpatizantes del nazismo eran legión en todo el mundo y era habitual que hiciesen grandes actos”.

El Madison Square Garden de Nueva York fue escenario de un acto nazi incluso más grande que el del año anterior en Buenos Aires.

Ezequiel Adamovsky

“Nada hay particular de la Argentina en ello. De hecho, en 1939 el Madison Square Garden de Nueva York fue escenario de un acto nazi incluso más grande que el del año anterior en Buenos Aires”, agregó Adamovsky.

De este modo, el gobierno norteamericano de la segunda posguerra se habría apoyado en una serie de hechos reales que también ocurrieron en otros países para generar la idea de un apoyo deliberado, planificado y cómplice del peronismo con el nazismo, la cual perdura hasta hoy.