Martes, 16 de Julio de 2024 Nubes dispersas 13.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 13.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $961
Dólar Blue: $1415
Política

Sabag Montiel escribió una carta y reveló por qué hizo el atentado contra Cristina Kirchner

Sabag Montiel Cristina Kirchner

Fernando Sabag Montiel, el principal sospechoso por el atentado a Cristina Kirchner, escribió una carta desde la cárcel en la que aseguró que ningún político lo mandó a matar a la vicepresidenta y reveló por qué quiso asesinar a la exmandataria.

Para empezar, aseguró que lo tienen secuestrado. Y agregó que él y su novia, Brenda Uliarte no fueron contratados por nadie. “Ni por Macri, ni Milei, ni Revolución Federal, ni Carrizo (jefe de la banda de los copitos). Nadie tuvo participación ni directa ni indirecta”, subrayó el imputado, quien dijo que lo que hizo es solamente parte de una expresión o manifestación de sus propios pensamientos.

Además, Sabag Montiel remarcó que no hay nada más allá de lo visible y perpetrado por él. “Ningún político comprometería su libertad o su carrera política mandando a matar a Cristina”, señaló. No solo esto, sino que sostuvo que los motivos del hecho son por ideas pensantes y propias de él “ya que odiaba a todos los partidos políticos porque todos son ladrones y no bancan ni ideas ni valores”.

Finalmente, apuntó contra Cristina Kirchner y aseveró que la que contrata sicarios para matar a Nisman es ella y no él. “Que no proyecte su psicopatía narcisista”, concluyó el principal imputado por el atentado que tuvo lugar el primero de septiembre del año pasado.

Sabag Montiel escribió esta carta en el marco de que tres días atrás Carlos Rívolo, el fiscal de la causa, pidió que vayan a juicio a los tres integrantes de la Banda de los Copitos, que están detenidos.

La solicitud se la hizo el fiscal federal a la jueza del caso, María Eugenia Capuchetti y los implicados son el autor del escrito y Brenda Uliarte, como coautores, y Nicolás Carrizo, como partícipe secundario del ataque con un arma a la vicepresidenta.

Está pasando