Jueves, 22 de Febrero de 2024 Nubes 29.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 29.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $883
Dólar Blue: $1095
Educación

Atención docentes: cómo detectar un texto escrito por el ChatGPT

ChatGPT

El ChatGPT es una herramienta útil que permite ahorrar mucho tiempo en algunos contextos, pero que en otros puede resultar tentadoramente perjudicial. La educación formal es uno de estos contextos y los profesores son cada vez más conscientes de que algunos alumnos la utilizan para que les escriba los trabajos.

Esta práctica, lejos de ayudar al aprendizaje, genera un simulacro que probablemente termine perjudicando al propio estudiante y a la sociedad en la que se desempeñará. Por eso, es necesario que los profesores la mantengan bajo control y constaten que el esfuerzo requerido por la comunidad, no sea satisfecho de manera artificial.

Para ello, existen varias herramientas que pueden detectar si un texto fue escrito por una inteligencia artificial o por un usuario humano. Desde la propia empresa que lanzó el ChatGPT, OpenAI, pusieron a disposición un detector de texto generado por inteligencia artificial que se ha transformado en una valiosa herramienta para profesores.

La empresa Copyleaks también puso a disposición un conjunto de herramientas que permite identificar este tipo de contenido, pero además puede detectar si hay plagios en los textos. En su presentación, la compañía asegura que busca "desarrollar un concepto claro de plagio e integridad del contenido, creyendo que cualquier caso puede y debe servir como una oportunidad de aprendizaje".

Otras herramientas como ZeroGPT o Writer ni siquiera necesitan descargar aplicaciones y pueden usarse directamente en su interfaz online.

El tema ha generado un debate amplio entre docentes y directivos de centros educativos, que desde que se popularizó el ChatGPT ya detectan su uso indiscriminado. Los educadores, por ello, también han desarrollado estrategias para que las evaluaciones no puedan ser fácilmente contestadas por una inteligencia artificial y requieran una mayor implicación subjetiva de sus estudiantes.

Está pasando