Miércoles, 19 de Junio de 2024 Nubes 13.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $944
Dólar Blue: $1305
Política

Cristina Kirchner apuntó contra la Corte Suprema: "Es un mamarracho indigno"

Por la lluvia, la vicepresidenta decidió adelantar el discurso, y comenzó a hablar hacia las 15:35 de la tarde. Tomó el micrófono entre cánticos de "Cristina presidenta", y comenzó afirmando que la Plaza de Mayo es "el mejor lugar para volver a encontrarnos, la plaza de la patria".

La vicepresidenta habló, a 20 años del comienzo del gobierno de Néstor Kirchner, rodeada de sus nietos, su hijo Máximo Kirchner, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y Alicia Kirchner. En un palco, además, estaban las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

En el comienzo de su discurso, la vicepresidenta reivindicó el rol del estado en la economía, y remarcó que, en la crisis del 2001, "había un estado chiquito así". Recordó que la jubilación era privada, como lo eran Aerolíneas Argentinas, YPF, el Correo Argentino, y el agua de la Ciudad de Buenos Aires y buena parte del conurbano. Luego, explicó como el estado nacional fue recuperando esas aptitudes al mismo tiempo que el país crecía, se pagaba la deuda y subían los salarios. Kirchner afirmó: "Aquel gobierno (por su segundo gobierno, 2011-2015) termina con el mejor salario en dólares de toda latinoamerioca, la mejor jubilación, y la mayor participación de los trabajadores en el PBI, más del 51%".

Durante su discurso volvió a criticar al FMI y afirmó que hay que renegociar el acuerdo. Además, hizo mención a la crisis de 2001: "Esos dólares y pesos que se le quedaron los genios de las finanzas los pagaron los kukas, Néstor y Cristina".

Por otro lado, Kirchner apuntó directamente, aunque sin mencionarlo, contra Martín Lousteau. Expresó: "No fueron 12 años fáciles. A los 3 meses de asumir como presidenta, por otro genio de la economía que ahora nos quiere dar clases todos los días, casi me pongo al país de sombrero". Recordando la crisis del campo, afirmó: "Sinceramente dividió a la sociedad argentina, una crisis política de magnitud muy fuerte y, a los pocos meses, la crisis de Lehman Brothers, se cayó el mundo financiero de Wall Street y generó la crisis más grande desde el crack de 1930".

Por otro lado, reivindicó la gestión económica de sus años de gobierno, comentando que dejó al país desendeudado y con un PBI mucho más alto que como lo recibieron en el 2003, y criticó al de Mauricio Macri por la deuda tomada, la caída del salario y la recesión. En ese sentido, la expresidenta aseguró: "A pesar de los errores y diferencias, este gobierno es infinitamente mejor que lo hubiera sido otro de Macri".

Además, apuntó contra los jueces de la Corte Suprema: "La Corte actual es un mamarracho indigno". Y agregó: " No se saben sus declaraciones juradas, no se sabe dónde viven, no se sabe lo que tienen. Eso no es democracia". Kirchner opinó que los puestos de por vida de los jueces son una "rémora monárquica" y subrayó que, a diferencia de los poderes ejecutivo y legislativo, el pueblo no tiene la garantía del voto para reemplazar a un juez que no cumple con su función.

Y antes de finalizar su discurso, señaló: "Quiero finalmente convocarlos a todos y a todos para que cada uno y cada una cuente y permita que este entramado de desinformación, en cuanto a los verdaderos responsables de la situación que vive la argentina en materia de endeudamiento, de falta de dólares, de corridas, que tantas veces han aggiornado a la República Argentina; esta vez la gente pueda decidir con claridad. Por eso, esto no es tarea de una persona, es tarea militante. Hay que romperse lo que hay que romperse".

Y cerró diciendo: "Sin su amor (el de la militancia), Dios y la Virgen, no estaría acá".

Está pasando