Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1260
Géneros

Semana Mundial del Parto Respetado, qué es y por qué es necesario

Del 15 al 21 de Mayo se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado para generar consciencia sobre la violencia obstétrica al que se somete a las madres y capacitaciones para evitarla y acompañar embarazos y partos de forma respetuosa y humanizada.

Especialistas en diálogo con Télam, informaron sobre los cambios en instituciones públicas del país que buscan garantizar esta forma de parir.

Sin intervenciones innecesarias, con más aceptación de las decisiones de las gestantes y la búsqueda de un acompañamiento integral para ellas. Además, organizaciones como Mi parto, Mi decisión organizan campañas para frenar la violencia ginecobstétrica.

"Lo que buscamos es que puedan transitar de una manera más empática el trabajo de parto, que las mujeres puedan recuperar su autonomía en este proceso tan íntimo", detalló Liliana Rondal, licenciada en obstetricia, que trabaja en el hospital Teodoro Álvarez de CABA.

Rondal agregó, "Puede ser que tengamos el saber médico, pero es la mujer quien pone el cuerpo, no nosotros. Tenemos que explicar e informar y la mujer es quien tiene que decidir cómo quiere parir. Eso es algo que todavía falta mucho".

La Ley 25.929 de Parto Humanizado de 2004 establece el derecho al trato digno, a no ser maltratadas, humilladas, a la atención sanitaria de calidad, el derecho a estar acompañadas en todo el proceso y a decidir sobre las intervenciones con toda la información.

Se trata, también, explicó Rondal, de acompañar los partos respetando la fisiología y los tiempos de los mismos, evitar las "intervenciones innecesarias" y las imposiciones y, especialmente, "escuchar los deseos y necesidades" de las mujeres y personas gestantes.

Laura Lorenzo, partera en la Maternidad Estela de Carlotto de Moreno, Buenos Aires, detalló que las salas cuentan con espacio para moverse, baño con ducha, pelota de esferodinamia, banquito de parto, una tela para sostener y colchonetas, entre otros elementos".

Todos este acondicionamiento del espacio tiene el objetivo de "favorecer la fisiología y para usar lo que se llama analgesia no farmacológica, alivios del dolor sin fármacos". En los partos hay intervenciones de los profesionales pero sólo si son requeridas.

Lorenzo y Rondal coincidieron en que "no se da en todos los hospitales" porque garantizarlo "es complejo" tanto por las condiciones laborales del personal de salud como por las "lógicas de algunas instituciones".

Rondal, con más de 20 años de experiencia siendo parte, añadió que sin bien esta práctica todavía "está lejos" de ser generalizada, cada vez más instituciones públicas y privadas "buscan adaptarse tanto con modificaciones de infraestructura como por la capacitación profesional".

Está pasando