Miércoles, 17 de Abril de 2024 Cielo claro 17.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 17.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1030
Sociedad

El fiscal de la causa reclamó que se considerara culpables a los policías acusados

El fiscal pidió a un jurado popular que se considere culpables a los cuatro policías bonaerenses acusados de asesinar a cuatro chicos en la Masacre de San Miguel del Monte. La masacre había ocurrido en mayo de 2019.

El fiscal Mariano Sibuet que, ante los 12 integrantes del jurado popular y de la jueza moderadora, Carolina Crispiani, reclamó la culpabilidad de los policías Mariano Ibáñez, Manuel Monreal, Rubén Alberto García y Leandro Ecilapé.

Se los acusa de "homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público".

Los policías habrían perseguido a los tiros a un vehículo que se conducía a la noche en medio de la ruta, en el que iban cuatro menores de entre 13 y 14 años y un joven adulto. En medio de la persecución el auto de los chicos chocó, causando la muerte de cuatro de ellos, Gonzalo Domínguez, Danilo Sansone, Camila López y el joven de 22 años Aníbal Suárez. La única sobreviviente fue Rocío Quagliariello, de 17 años.

Las declaraciones del fiscal

En su alegato, el fiscal detatalló: "Cada uno de los imputados hizo un aporte esencial. Si uno no hubiese manejado, no hubiera estado en posición de tiro. Actuaron conjuntamente teniendo en sus manos el destino del hecho. Fueron un grupo de funcionarios policiales, que abusaron de sus capacidades de actuar y cometieron un crimen para toda la sociedad"

Sibuet estableció que la causa del impacto del Fiat 147 que manejaba Suárez contra el acoplado fue “la gran cantidad de disparos que recibió el auto en el que viajaban los chicos”

Por último, sostuvo que "en lugar de actuar de manera profesional, (los policías) usaron su posición de poder y supremacía para violentar y causar la matanza de estos chicos" y consideró que “las pruebas son claras y contundentes”.

Está pasando