Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Cultura & Espectáculos

Jorge Rial contó detalles de su infarto: "Estuve 10 minutos muerto"

Jorge Rial

Jorge Rial regresó al país hace algunos días tras sufrir un infarto mientras se encontraba de viaje en Colombia. Este lunes pasó a visitar a sus compañeros de Radio 10 y contó cómo lograron salvarle la vida tras haber permanecido en estado de muerte súbita algunos minutos.

Rial llegó a Buenos Aires el martes pasado en un avión sanitario, y ahora está en recuperación, haciendo las primeras salidas para caminar: "Lo primero que me atravesó fue el cuerpo, y después la cabeza. La cabeza me la partió en mil pedazos porque nadie está preparado para morirse. Literalmente fue lo que me pasó: la hoja clínica dice ‘muerte súbita’".

"Estuvieron más o menos 10 minutos tratando de reanimarme, me dieron tres descargar eléctricas y me cagaron literalmente a palos”, detalló sobre los minutos dramáticos que transitó en la Clínica del Country en Bogotá. Y agregó: "Todavía no lo asumo. Lo cuento y parece que estoy tocando la historia de otro, pero es la mía. Realmente fue terrible y tuve mucha suerte".

Consultado sobre cómo llegó a la internación, el conductor relató la previa: “Me despierto con un dolor muy agudo y media hora después llamé a la cobertura médica, y luego me fui a la clínica. Soy cabeza dura, pero sentí que algo iba a pasar”. “Estás transitando un infarto y hay que colocar stent”, le indicaron cuando llegó a la clínica.

Tras recibir el diagnostico, recordó que lo tuvieron "14 horas sedado, dormido… No era un coma inducido. Me tuvieron que sedar mucho porque no lograban encontrar el punto ese… técnicamente lo que tuve fue un paro cardíaco con muerte súbita".

En este sentido, Jorge Rial contó cómo se siente la muerte: "No es dolorosa, es un lugar cálido. El dolor es el que dejás, pero le quiero decir a todos que es un momento glorioso, es cálido, es lindo, te atrae, te lleva. Escuché la voz de mi nieto que me decía ‘dale tata, dale’. Yo lo escuchaba y me desesperaba”.

"No digo que le perdí el miedo a la muerte porque no se lo perdí, pero tengo otra mirada. Me di cuenta que no es tan jodido y doloroso. Para el que se va no es doloroso, salvo que estés pasando por una enfermedad. Es una transición absoluta, una cosa natural. Tengo todavía en el cuerpo la sensación de ese calorcito hermoso. Tengo que armarlo porque es muy difícil y tampoco quiero caer en nada raro ni místico. Lo quiero hacer lo más terrenal posible", agregó el conductor.

Está pasando