Martes, 23 de Abril de 2024 Cielo claro 20.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 20.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $916
Dólar Blue: $1030
Agro Con Vos

El trigo busca un aliado, pero no lo encuentra ni en el clima ni en la política

siembra trigo argentina

El 25 de mayo es el Día de la Patria, en conmemoración al mismo día de 1810 cuando comenzó a consolidarse las bases de la nación argentina. Pero además, es una fecha importate para el campo, ya que es la fecha donde se abre la venta óptima de siembra del trigo.

Y en esta campaña, el trigo busca su propia Revolución de Mayo, para poder recuperarse de los catastróficos resultados productivos del 2022 que dejó una caída en la producción nacional superior al 50%.

Cabe recordar que en el inicio de la campaña fina 2022/23 se proyectaba una producción nacional de trigo de 20,5 millones de toneladas, pero las condiciones climáticas derrumbaron rápidamente ese volumen y sólo se pudo cosechar 12,4 MTn, un caída del 54% (-9,4 MTn) en relación a la campaña anterior.

A días de arrancar con la siembra los productores miran para arriba, esperando alguna lluvia de esperanzas que permita planificar un futuro. Pero mirando hacia adelante, el campo argentino también se topa con otra gran intriga: ¿Quién gobierna en diciembre y qué políticas adoptará para el agro?

Para el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Marcos Pereda, la coyuntura marca que "los productores vamos a cosechar el trigo con un nuevo Gobierno y todavía no sabemos qué van a hacer quienes vayan a asumir. Necesitamos señales claras, que hoy no tenemos, que se orienten a un normal funcionamiento de los mercados, un tipo de cambio unificado, sin derechos y cupos de exportación".

trigo

Dorado como el trigo

En esta línea de argumentos, el presidente de la SRA, Nicolás Pino, afirma que "el mercado está paralizado sin señales positivas para el desarrollo de la cadena y un claro ejemplo es que la capacidad de molienda no ha crecido en las últimas dos décadas a pesar de la protección que ha tenido de las políticas públicas: derechos de exportación, acuerdo de precios, volúmenes de equilibrio, restricciones de los permisos, entre otros".

Queda claro que el productor argentino basará su decisión de siembra y el plan agronómico en tanto y en cuanto las lluvias aporten el agua necesario para ver un horizonte. Pero los análisis de los titulares de la SRA, también pone sobre la mesa una coyuntura electoral que no escapa de ningún excel.

¿Qué hará con los Derechos de Exportación el nuevo gobierno? ¿Se siguirá aplicando un volumen de equilibrio para las exportaciones? ¿Cómo funcionará el plan anunciado la semana pasada por Massa para incentivar la siembra del cereal? ¿Se podrán conseguir los insumos en tiempo y forma? ¿Habrá financiamiento, tanto comercial como bancario, para sembrar?

Estas preguntas son las que deberá responder en el corto o mediano plazo cada productor, que al fin y al cabo, jugará un rol determinante en la economía del país, para saber si la Argentina contará o no con un ingreso de divisas hacia fin de año que le permita arrancar un 2024 con mayor caja.