Martes, 28 de Mayo de 2024 Llovizna 8.5 °C llovizna
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna 8.5 °C llovizna
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Géneros

"Basta de chineo" comienza esta semana, qué es y cómo denunciarlo

Esta semana comienza la segunda etapa de la campaña "Basta de chineo: El chineo es abuso sexual infantil" en Salta, impulsada por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF). Se llevará a cabo el 18, 19 y 20 de mayo.

La campaña tiene como objetivo concientizar sobre que "andar de chinas" o el "chineo" es abuso sexual en la infancia. La primera etapa se desarrolló en 2022, impulsada por el SENAF, junto al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y el Gobierno de Salta.

Qué es el "chineo"

La práctica del "chineo" se remonta a la época de la conquista española: se trata de la violación de las niñas de las comunidades originarias desde los 7 años perpetradas por los "criollos", hombres blancos, terratenientes, informa Victoria Eger para Feminacida.

Se trata de una práctica que las mujeres originarias, a las que les dieron el apelativo de "chinas" durante la colonia, porque los blancos les vieron ojos rasgados, vienen denunciando desde que se lleva a cabo. Si bien la campaña se desarrollará en Salta, es una práctica patriarcal que se extiende por todas las provincias con presencia de pueblos originarios. Organizaciones como el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir se ocupa de denunciarla.

https://www.diarioconvos.com/2023/05/14/una-concejala-de-quilmes-fue-internada-con-grandes-quemaduras-luego-de-un-episodio-de-violencia-con-su-pareja/

Juana Antieco, mujer mapuche perteneciente al Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir comenta para Feminacida, “no existe la justicia por la sencilla razón de que a las pocas mujeres que se animan a ir a la policía, no les recepcionan las denuncias. Más si se trata de hombres blancos, criollos, que tienen poder adquisitivo, que son amigos de los comisarios y de los jueces. Y además, hay muchas mujeres que no son hispanoparlantes. Es todo una cadena”.

La SENAF, en un comunicado, informó que las actividades de esta etapa de la campaña se proponen "erradicar esta práctica delictiva por la cual niñas y adolescentes pertenecientes a comunidades de pueblos originarios son víctimas de violaciones sexuales perpetradas por grupos de varones".

María Romero, mujer charrúa del pueblo Jaguar, informa que sucede los mismo pero en estancias de Entre Ríos. “El patrón manda al peón (indígena) a trabajar durante días a kilómetros mientras les viola a las hijas y a la mujer. Los hijos también se las violan. Ellas no denuncian por miedo a que los dejen sin trabajo ni techo donde vivir”, comenta en diálogo con Feminacida.

Juana Antieco relata una situación similar en la provincia de Chubut: “A las jóvenes se las llevan a trabajar a las estancias y ahí son violadas por los capataces, los estancieros, los hijos de los estancieros. Y después en las escuelas y los internados, por los mismos directores. Hablamos de la gente que tiene algún poder o autoridad sobre esa mujer”.

Las miembros de los movimientos por los derechos de las comunidades originarias denuncian que también se trata de crímenes racistas, esta práctica, en palabras de Antieco, "llegó con la colonización, con la instauración de la superioridad que cree tener la cultura occidental. Ocurre con las niñas indígenas, no ocurre con las blancas ni con las hijas de los criollos. Hay un atravesamiento de lo racial: este odio está reforzado por pertenecer a determinado origen étnico. La violencia es extrema: por ser mujer pero también por el odio y el desprecio que atraviesa la dominación y la imposición".

La Campaña tendrá lugar en las localidades salteñas de Santa Victoria Este, La Puntana, Cañaveral, Alto La Sierra y Santa María se realizarán encuentros, talleres y capacitaciones destinados a infancias, mujeres, docentes, trabajadores que conforman equipos de trabajadores municipales y sanitarios y otras personas adultas de las comunidades.

En la primera etapa, además de la concientización, se diseñaron rutas de denuncia y se difundió la utilización de la línea 102 especializada en niñez y adolescencia.