Sábado, 25 de Mayo de 2024 Cielo claro 2.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 2.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Policiales

Declararon los testigos: "Escuchaba los gritos de una chica pidiendo auxilio”

masacre del monte

El chofer del camión contra el que chocó el auto de las víctimas de la masacre de San Miguel del Monte dijo que escuchó cuatro disparos antes del choque y dos tiros más después. Además, recordó oír a uno de los chicos pedir ayuda y gritar de dolor. También declararon otros testigos que complican más a los acusados.

La masacre de San Miguel del Monte ocurrió en mayo de 2019. Es uno de los casos de persecución policial más recordado de los últimos años y el juicio se está llevando a cabo en estos días. En ese hecho, cuatro jóvenes de entre 13 y 22 años perdieron la vida tras chocar contra el acoplado de un camión, y solo hubo una sobreviviente que hoy tiene 17 años.

El testigo Héctor Mensi, chofer de ese camión, declaró alrededor de las 3 de la tarde del día de hoy, en la tercera audiencia del juicio por jurados que va a resolver la causa. Los imputados son el excapitán de la policía bonaerense Rubén Alberto García y a los oficiales Leandro Ecilape, Mariano Ibáñez y Manuel Monreal. Todos ellos acusados de ser coautores de homicidio y tentativa de homicidio contra Rocío Quagliarello, la única sobreviviente.

La declaración del camionero

Durante su testimonio, Mensi recordó que la noche del 19 de mayo de 2019 se encontraba en la localidad de San Miguel del Monte, cuando el camión que manejaba se rompió. En consecuencia, decidió pasar la noche frente a un taller mecánico de la zona, ubicado en la colectora de la ruta 3.

Según contó el testigo ante la presidenta del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4, Carolina Crispani, y los 12 jurados, se acostó a dormir en la cabina de su vehículo cerca de las 23, hasta que escuchó “cuatro disparos” y, minutos más tarde, sintió un “fuerte golpe” en la parte trasera del camión. “Precisamente fueron tres estruendos y el silbido de una bala. Se levantó mucha tierra alrededor al camión después del choque. Estaba dormido. Cuando corro la cortina veo un cuerpo al lado, entre toda la tierra”, contó el camionero.

Además, indicó que después del impacto vio que dos móviles se detuvieron junto al Fiat 147 que se había incrustado en el acoplado de su rodado, aunque admitió no haber reconocido el modelo del auto ya que estaba “destrozado”. “En esa situación escuché a alguien gritar ‘quédate quieto, quédate quieto’ y dos disparos más. Me bajé del camión y me fui hacia la trompa para refugiarme. Pude ver que había un cuerpo atrás de la tracción del camión. Escuchaba los gritos de una chica pidiendo auxilio”, agregó.

A su vez, el testigo señaló que el impacto en el acoplado fue del lado izquierdo y que “la trompa del Fiat 147 estaba 40 metros más delante de la cabina del camión”, y aseguró que los policías que intervinieron en el hecho lo llevaron a la comisaría local para prestar testimonio. "Estuve ahí hasta las 3 o 4 de la tarde. Cuando volví al camión, ya habían levantado todo. Cuando declaré, me decían que lo que yo había escuchado eran contraexplosiones de motos y que no habían sido disparos”, manifestó.

Declararon los testigos y se complica la situación de los acusados

Antes, declararon cuatro vecinos de San Miguel del Monte que se encontraban muy cerca del lugar en el que el auto impactó contra el camión de Mensi. Una de ellas fue María de las Mercedes “Marita” Gogna, una profesora de educación primaria que afirmó que escuchó "cuatro o cinco detonaciones" la noche de los hechos, por lo que le mandó un mensaje a su marido suponiendo que habían "matado a dos o tres" y pidiéndole que un patrullero fuera a su casa.

Durante su testimonio "Marita", afirmó que unos minutos después de que su marido dio aviso a los policías, observó a dos vehículos policiales -una camioneta y un auto- "sin ninguna luz", situación que le pareció sospechosa. "Me quedé atrás de la cortina porque no es la manera de que lleguen los policías. No saludaron y revisaron la zona. Poco después veo las balizas que llegan de otro patrullero. Cuando giro la cabeza, ese patrullero sí llevaba las luces reglamentarias, y comienzan a dialogar con los otros dos móviles que ya estaban y se dividen por distintas zonas", recordó la testigo.

Además, la mujer contó que dos horas más tarde, recibió en su casa a dos policías "muy nerviosos", que le preguntaron si había visto "un auto viejo", similar al Fiat 147 involucrado en la muerte de los cuatro adolescentes.

Qué dijeron los vecinos

Otro testimonio destacado es el de Ignacio Torres, quien vivía en una de las casas linderas a la calle en la que tuvo lugar la persecución policial y manifestó escuchar durante la noche “como mínimo seis disparos”. “Yo estaba en mi casa acostado viendo una serie cuando de golpe escucho varios disparos. Seguido de ello, un vehículo. En invierno está desolado y me llamó la atención lo de los disparos. Yo calculo que fue entre las 12.30 y 1 de la madrugada. Esos disparos… No es un sonido común”, afirmó.

A continuación, fue el turno del albañil Héctor Garcete, quien aseguró haber visto “dos fogonazos” provenientes de las pistolas de policías a bordo de un móvil, que “iban en persecución de un 147 blanco”. “No escuché sirenas en ese momento. Fueron segundos entre que vi un auto y otro. No tenían mucha distancia”, comentó.

“Fui levantando los casquillos y los puse en una bolsita. Tenemos un amigo en común con la mamá de Danilo Sansone (una de las víctimas) y le mandé un mensaje. Se los entregué a ellos y ellos a fiscalía”, aportó Héctor.

Otra testigo que señaló haber escuchado los disparos fue la enfermera Florencia Arosa quien, además, dijo haber sentido el “impacto seco” entre el Fiat 147 y el acoplado. “Escuché 4 disparos y seguido de eso un auto a toda velocidad. Acto seguido, el impacto del vehículo. El auto estaba en el medio de la calle destrozado. Había perdido hasta la forma. En ese interín, hablábamos con esta vecina que habíamos escuchado tiros. El oficial nos responde que él no había tirado y se va caminando hacia el lugar en el que estaba el vehículo. Con la repercusión de los medios, ahora lo puedo reconocer como el capitán García”, amplió.

Está pasando