Domingo, 23 de Junio de 2024 Cielo claro 14.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Cultura & Espectáculos

El sobrino de Ricky Martin lo volvió a demandar por abuso sexual

Ricky Martin

Dennis Yadiel Sánchez Martin, sobrino de Ricky Martin, volvió a demandar al cantante por haber abusado sexualmente de él en su infancia. Se trata de una denuncia por “conducta sexual no consensuada” que incluye una compensación de 10 millones de dólares por los daños que, según denuncia el joven, se le perpetraron desde sus 11 años.

En julio de 2022 Ricky Martin fue demandado por su sobrino por agresiones sexuales continuadas en el tiempo, desde que este era menor. En los meses siguientes, el cantante respondió demandando a su sobrino ante el tribunal de San Juan, Puerto Rico, por supuestamente extorsionarlo y dañar su imagen. Finalmente, Sánchez Martin retrocedió, retiró la orden de restricción que había interpuesto y la causa fue archivada.

Sin embargo, una contrademanda de Dennis Yadiel Sánchez Martin reavivó esta semana la batalla judicial apuntando hacia una serie de abusos cometidos por el músico desde que su sobrino tenía 11 años. Según detalló el joven en la nueva denuncia, tales abusos se dieron en buena parte en el auto del artista cuando lo iba a buscar al colegio y también en distintos lugares solitarios de San Juan, a los cuales su tío lo llevaba para “sostener relaciones sexuales orales y genitales”.

La contrademanda agrega, según citó El Confidencial, que “un año antes de presentar la solicitud de orden de protección bajo la Ley de Violencia Doméstica en el Tribunal, el aquí demandante Sánchez Martin le advertía constantemente a Ricky Martin que se sentía acechado y le pedía que cesara sus constantes comunicaciones”. Sobre la contraprestación económica, se lee que “los daños por esta conducta sexual no ‘consensual’ se estiman en unos diez millones de dólares”.

En septiembre del año pasado el músico, que sigue organizando giras y dando conciertos sin problemas, acusó a su sobrino por extorsión, persecución maliciosa, abuso del derecho, daños y perjuicios. Por estos hechos, reclamó 30 millones de euros argumentando que la denuncia del joven le causó pérdidas relacionadas con tener que cancelar “contratos millonarios y proyectos artísticos presentes y futuros”.