Miércoles, 29 de Mayo de 2024 Nubes 11.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Policiales

A 16 años de la desaparición de Madeleine McCann: el caso que revolucionó el mundo y todavía no tiene respuestas

Madeleine McCann

Hoy se cumplen 16 años de la desaparición de Madeleine McCann, quien tenía tres años ese 3 de mayo de 2007 y fue vista por última vez mientras estaba de vacaciones con su familia en Portugal.

Ese día, la nena y sus hermanos menores mellizos estaban en el departamento que su familia había alquilado en Praia da Luz para disfrutar de sus vacaciones de verano. En la noche del 3 de mayo, los padres de Maddie fueron a comer con sus amigos a un restaurante situado dentro del mismo complejo hotelero en el que se alojaban y dejaron a sus tres hijos durmiendo en la habitación.

Entre las parejas que se juntaron a cenar, se turnaban para ir a ver a los chicos cada media hora y revisar que estaban bien. Los padres se enteraron de la ausencia de Madeleine a las 22, cuando su padre volvió al cuarto y solo vio a los mellizos.

Desde ese momento, empezó la desesperación y el caso se convirtió en uno de los más mediáticos de todos. Las hipótesis fueron varias: se habló de asesinato, de secuestro y hasta acusaron a Kate y Gerry McCann, los padres de la nena. No solo esto, sino que en estos años cuatro chicas aseguraron ser Madeleine, pero los resultados de ADN dieron negativo.

Ahora, mucho tiempo después, Kate McCann asevera que fue un secuestro y que todo se originó por la información que tenía el libro de reservas del restaurante. Es que allí la recepcionista había escrito que esas parejas pedían siempre la misma mesa para poder ir a visitar a los chicos que estaban durmiendo en la habitación.

Así relataron los padres la desaparición de Madeleine McCann

Los padres de Madeleine McCann lo contaron de esta forma en su libro, Our Daughter’s Disappearance and the continue search for her (Madeleine: la desaparición de nuestra hija): “Para mi horror, vi que, sin duda, con toda inocencia y simplemente para explicar por qué estaba rompiendo un poco las reglas, la recepcionista había agregado el motivo de nuestra solicitud: queríamos comer cerca de nuestros apartamentos mientras dejábamos a nuestros niños pequeños solos allí y los revisábamos de forma intermitente. Ahora lo lamentamos amargamente y lo haremos hasta el final de nuestros días”, concluyó Kate.

Está pasando