Sábado, 20 de Abril de 2024 Nubes 17.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Sociedad

Quién era Martin Luther King, el líder negro y premio nobel asesinado hace 55 años

Si Estados Unidos no usa sus vastos recursos de riqueza para terminar con la pobreza y hacer posible que todos los hijos de Dios tengan las necesidades básicas de la vida, ella también se irá al infierno.

El 4 de abril de 1968, a un mes de que comenzase la Marcha de los Pobres a Washington, fue asesinado Martin Luther King Jr, líder negro, dirigente político y social, Nobel de la Paz y pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer. Hijo de un talentoso pastor de esa misma iglesia, vivió su infancia entre las historias bíblicas que contaba su abuela y los cinturonazos de su padre (o de sus hermanos, a los que obligaba a golpearse entre ellos).

El primer choque frontal con el racismo del que luego sería uno de los líderes negros más importantes de la historia de Estados Unidos ocurrió apenas a sus 6 años. Él tenía, del barrio, un amigo blanco. Cuando ambos comenzaron la primaria, Luther King Jr. debió ir a una escuela para negros mientras a su amigo lo mandaron a una para blancos, como dictaban las leyes Jim Crow contra las que, algunos años después, Luther King Jr. lucharía. Poco después, los padres de su amigo les prohibieron seguir viéndose, ya que uno de ellos era blanco y el otro "colored". Ese fue el disparador para que sus padres le den una larga charla sobre la historia de la esclavitud y el racismo al joven Martin, dándole el puntapié inicial a su vida militante.

Luther King padre e hijo.

A medida que fue creciendo, los encontronazos de los Luther King con el racismo imperante en el sur de los Estados Unidos se volvieron imposibles de ignorar para el joven religioso. Incidentes con la policía, movilizaciones organizadas por su padre contra la segregación y la pobreza, cruces con racistas en la calle, y hechos de discriminación hasta en tiendas de zapatos marcaron su juventud.

A sus 15 años, King comenzó una carrera universitaria. Corría el año 1944, plena Segunda Guerra Mundial, y antes de empezar hizo un viaje por Estados Unidos con un amigo. Fue la primera vez que conoció el norte del país, del que remarcó, en su momento, que "no había ningún tipo de discriminación". El joven King escribió: "Los blancos aquí son muy amables. Vamos a cualquier lugar que queramos y nos podemos sentar donde queramos". A los 18, King se convirtió en pastor bautista, y a los 19 egresó, con un título en sociología, de la facultad.

Su rol de liderazgo en el movimiento antirracista comenzó en 1955, con el famoso incidente de Rosa Parks. En aquél momento, en los autobuses del sur de Estados Unidos regía la segregación racial, y había asientos para blancos y negros. Ella se negó a cambiarse de asiento y terminó detenida, desatando un boicot a los autobuses que duró más de un año. King, que era pastor en esa comunidad, lideró el movimiento y, durante el tiempo que duró la protesta sufrió ataques, fue detenido por la policía y hasta hicieron explotar una bomba en su casa. Pese a la resistencia, el movimiento negro venció, se prohibió la segregación racial en los colectivos, y se puso fin al boicot.

Rosa Parks, detenida por no moverse de su asiento.

Poco después, King armó la Southern Christian Leaders Conference (o Conferencia de Líderes Cristianos del Sur) y comenzó a organizar masivas protestas pacíficas contra la segregación y el racismo. Su carisma y oratoria, junto a la capacidad organizativa de su movimiento político-eclesiástico, lo convirtieron en la principal figura nacional de movimiento por los derechos civiles. Sin embargo, su rol combativo no pasó desapercibido, y sufrió intentos de asesinato, atentados, detenciones y hasta fue condenado a 4 meses en prisión luego de protagonizar una protesta contra el segregacionismo sureño (al final, salió en apenas dos días, gracias a la intervención de Kennedy, el presidente).

Como líder de la SCLC, King organizó sentadas, movilizaciones, y ocupaciones pacíficas del espacio público. Su estrategia, en general, era violar masivamente una ley injusta, buscar que los repriman y detengan a todos, y utilizar la crisis generada para negociar con las autoridades correspondientes. Fue el principal organizador de la Marcha sobre Washington, una gigantesca movilización de negros, trabajadores sindicalizados y activistas contra la segregación racial en el sur, donde pronunció su más famoso discurso, titulado "Tengo un sueño". Su lucha fue fundamental en la aprobación de la Civil Rights Act, que estableció la igualdad legal en todo Estados Unidos entre blancos y negros.

Con el tiempo, King fue ampliando sus intereses. Abandonó la militancia exclusivamente racial para integrarla con la lucha obrera, se acercó, por momentos, a ideas socialistas, y llegó a darle apoyo logístico y económico a una importante huelga en Alabama. Organizó movilizaciones contra la guerra de Vietnam, y hasta llegó a considerar presentarse como candidato a presidente para frenar la invasión.

Martin Luther King Jr. en una huelga.

En 1967, King publicó "A dónde vamos: caos o comunidad", un libro pivotal en su pensamiento. En este texto, el pastor bautista afirmaba que la única manera de resolver los problemas del pueblo negro en Estados Unidos era con una redistribución general de la riqueza, que mejorase las vidas de todas las personas pobres de ese país. Por eso, argumentaba King, era necesario implementar un Ingreso Básico Universal. Luego de la publicación del libro, comenzó a organizar la Marcha de los Pobres a Washington, exigiendo una serie de medidas a favor de las personas vulneradas en Estados Unidos. Paralelamente, realizó viajes por todo el país para apoyar a trabajadores huelguistas, sobre todo de sindicatos mayoritariamente negros.

Fue en uno de esos viajes, para apoyar la huelga de un grupo de trabajadores sanitarios de Memphis, Tennessee. Fue asesinado de un balazo por James Earl Ray, y al día de hoy hay sospechas sobre la posible intervención de las agencias de inteligencia estadounidenses en su asesinato.

Un día antes de morir, el 3 de abril, dijo:

Y luego llegué a Memphis. Y algunos comenzaron a decir amenazas, o hablar acerca de las amenazas que circulaban por ahí, o ¿qué me pasaría con algunos de nuestros hermanos blancos enfermos? Y bueno, yo no sé lo que pasará ahora; se nos vienen días difíciles. Pero de verdad, ahora no me importa, porque he estado en la cima de la montaña.

Y no lo tomo en cuenta. Como cualquier persona, me gustaría vivir una larga vida – la longevidad tiene su lugar. Pero eso no me preocupa ahora. ¡Yo solo quiero hacer la voluntad de Dios! Y Él me ha permitido subir a la montaña. Y he mirado, y he visto la Tierra Prometida. Puede que no llegue allá con ustedes. Pero quiero que ustedes sepan esta noche, que nosotros, como pueblo, llegaremos a la Tierra Prometida.

Así que esta noche estoy feliz;
No hay nada que me perturbe;
¡Yo no le tengo miedo a ningún hombre!
¡Mis ojos han visto la gloria de la venida del Señor!

Está pasando