Sábado, 25 de Mayo de 2024 Cielo claro 2.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 2.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Cultura & Espectáculos

El sentido descargo del perfomer escrachado por su presentación en el Museo Fernández Blanco

'Bala y al mar', 'Bala', 'Hay que matarlos', 'Están pidiendo a gritos que los maten' leía Jorge Thefs en su celular. Un tweet atrás de otro. El video que había disparado esas respuestas iniciaba el hilo: Nube recitaba “El silencio” del poeta Ioshua, mientras Jorge y Mabel realizaban el resto de la performance en el pasto mojado por la lluvia del Museo Fernández Blanco.

En Twitter no existía la calidez de las personas que habían ido a ver el sábado la ópera de 13 movimientos “Sirenas en Jardines electrónicos” de la serie Barroco Furioso del colectivo Ópera Periférica, dirigida por Gerardo Cardozo y Pablo Foladori.

Desde el área de Programación Artística de Museos BA negaron estar al tanto de todo el contenido de la obra. En diálogo con Télam, aseguraron que en la carpeta informativa que recibieron de parte de la compañía artística para la convocatoria Son tus Museos “en ningún lugar se hacía referencia a una escena como la que se vio el sábado”.

Se viralizó un registro sin ninguna contextualización que pronto se transformó en una bola de nieve y que terminó costándole el puesto a Victoria Otero, gerenta de Museos de la Ciudad de Buenos Aires.

Gentileza de Alejandro Held / @alejandroheld (IG)

“Creo que también tiene que ver claramente con cómo se está llevando la agenda política ahora en situación de elecciones”, reflexionó Jorge Thefs, artista que participó de la performance del sábado, en Diario Con Vos y agregó: “Hay algo ahí que resuena, es la primera vez que es ese nivel de odio tan explícito que a mí me dio temor”.

El jardín electrónico del Museo Fernández Blanco

Thefs tiene 25 años y no solo baila, performa y recita poesía desde hace un año para Ópera Peiférica, sino que también es magíster en Teatro y Artes Performáticas de la Universidad Nacional de las Artes (UNA).

Por eso se asombra ante el desconocimiento de la performance. En ese sentido, recordó: “No hay novedad en lo que traemos, no es diferente o disruptivo a lo que se hacía en los 80 o a lo que se hacía todavía antes, simplemente se reciclan formas de pensar esas performatividades, pero no hay ninguna novedad”.

– ¿Cuál es el motivo para recurrir a la semidesnudez? Que al final es lo que termina escandalizando tanto.

– La verdad es que no hay semidesnudez, es un problema de contexto. El problema es que no son tres cuerpos hegemónicos en Mar del Plata en una playa, ni tampoco somos mujeres vulvaportantes. Es claramente que por eso el mainstream y los medios no dicen 'Ah, qué interesante', sino que les parecemos asquerosas. Es muy claro eso. No hay semidesnudez, es lo mismo que podés ver en una playa, incluso más. Mi culote es mucho más que una tanga, te lo puedo decir así brutamente, es un culote negro que me llega hasta el pupo. Es una ridiculez de cómo se mediatiza la idea de la semidesnudez. Además, no hay ninguna novedad en los medios en la semidesnudez, que para mí no es, no hay ninguna novedad, en la performatividad tampoco, en la teatralidad tampoco y menos en las redes. Lo que les molesta es que no sean cuerpos hegemónicos, blancos, depilados.

Gentileza de Alejandro Held / @alejandroheld (IG)

Por otro lado, Thefs explicó que los poemas que Cardozo y Foladori eligen para que formen parte de las presentaciones de la compañía “tienen que ver con materiales que nos interpelan a nosotres como performers y como comunidad”.

Foladori explicó a Télam que en la performance "había tres sirenas cada una de las cuales traía una figura diferente: la de Ioshua, un poeta bonaerense que murió en 2015 -una de cuyas poesías se desarrolla en la obra- la figura de Effybeth, una artista y performer trans, y la voz de Sylvia Plath, quienes tomaban posesión del jardín".

“El silencio”, Ioshua

El poema de Ioshua está compuesto por polémicos versos como “Qué importa la pobreza… qué importan los delincuentes que me cogieron, los vagos que me cogieron, los traidores que me cogieron, los perdidos que me cogieron… qué importa todo ese abandono… si siempre al menos hay una cerveza fría, una pija caliente y un culo hambriento que halagar”. 

Sin embargo, la comunidad queer no se queda con lo explícito y Thefs criticó que se quiera “instalar” una idea “como de promiscuidad, que está muy lejos de todo lo que plantea Ioshua en su laburo”. 

La pobreza y la precarización que se corrieron de foco

La escasez de dinero no solo moldeaba los poemas de Ioshua. En la discusión mediática y de redes sociales pasan por alto la situación económica de la mayoría de los grupos de arte como Ópera Periférica. Sin mencionar los fondos que se deciden destinar a las áreas de cultura de cualquier institución estatal.

“Nuestros presupuestos son paupérrimos, estamos hablando de una performance que todavía nosotros no cobramos, que lo vamos a cobrar devaluado y es poco”, enfatizó Thefs y se lamentó: “Los fondos que tiene Cultura de Ciudad son tristes. Nosotres muchas veces para realizar estos laburos muchas veces nos precarizamos a nosotras mismas”.

“En esa intención amarillista de llevarse todo por delante hay una idea de que Cultura tiene grandes fondos y la verdad que no, los fondos de los grandes contribuyentes no están en Cultura, muchaches, claramente no están acá", bromeó con un dejo de cansancio y añadió: "Busquen dónde están, pero acá no están".

La repercusión mediática

América y A24 fueron los primeros medios de comunicación en editorializar la performance en el Museo Fernández Blanco. Después se sumaron La Nación e Infobae. A Thefs todos le dieron risa.

“Es completamente ridículo, desinformante, claramente no hay ningún interés en investigar más allá, ni en entender ni en investigar ni nada, somos carne de cañón de algún otro tipo de interna política”, señaló a Diario Con Vos y agregó: “Hay algo de la réplica y de la sistematización de los discursos de odio que nos está llevando a un lugar muy horrendo”.

También le horrorizó que “utilicen” sus “cuerpas y las linkeen con la pedofilia”, debido a la cercanía de la escuela Lenguas Vivas con el museo. Thefs concluyó: “Que se confunda lo que se avanzó en términos de ESI y de apoyo sobre la Educación Sexual Integral con las situaciones que están saliendo a la luz de casos de pedofilia, eso es terrible”.

Está pasando