Jueves, 23 de Mayo de 2024 Llovizna ligera 11.2 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 11.2 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $930
Dólar Blue: $1275
Policiales

Una escuela suspendió las clases por una amenaza narco y el intendente culpa a la policía

escuela primaria amenaza

La escuela primaria José Ortolani N°1319 recibió una nota con una amenaza y una bala, encontrada por las porteras del colegio. En ese momento, había un policía dentro del edificio, pero no pudo ver nada. El intendente apuntó contra las fuerzas de seguridad por no haber actuado a tiempo para detener a los responsables.

Esta escuela primaria rosarina, ubicado en el barrio de Empalme Graneros, tuvo que suspender las clases del turno mañana por la amenaza recibida, descubierta por las porteras de la escuela. La nota fue secuestrada por la Agencia de Investigación Criminal y estaba dirigida a dos personas que están presas. Una de ellas, recientemente imputada por el crimen de Máximo Jerez, el chico de 12 años que quedó en el medio de un tiroteo dirigido a un búnker de “Los salteños”. El otro destinatario, sería uno de los autores intelectuales de ese ataque a tiros.

Pablo Javkin, intendente de Rosario, reclamó que las fuerzas federales de Empalme Graneros no haber actuado a tiempo para detener a los responsables de la amenaza. Además, señaló que lo que pasó fue “una falla de custodia en el barrio”.

“Lamentablemente, fue algo que no se impidió con la presencia de las fuerzas federales. Pero también hay que ver hasta dónde le damos el espacio a estas bandas para que nos usen de rehenes con extorsiones públicas. Después, ya conocemos los orígenes de las amenazas. O son carcelarias o son de las mismas bandas que traen la droga. Es un aprendizaje que todos tendremos que hacer”, dijo Javkin al respecto en conferencia de prensa.

Además, el intendente resaltó que “lo importante es que estemos en el camino de que las fuerzas federales reconocen que Rosario tiene que ser una prioridad, en particular Empalme Graneros”.

Está pasando