Miércoles, 29 de Mayo de 2024 Nubes 11.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Comer & Beber

Cómo hacer una buena salsa blanca

salsa blanca

Se viene el frío y nada mejor que una comida caliente para pasarlo. Una buena salsa para acompañar platos de pasta, para potenciar vegetales o el queso gratinado es la salsa blanca (o bechamel). Quedate para ver los mejores tips que te van a ayudar a prepararla mejor y destacarte en la cocina.

Esta preparación es más espesa que una crema normal y tiene sus orígenes en Francia o Italia. Sus ingredientes básicos son leche y harina y suele estar presente en platos de pasta, vegetales o en los gratinados de queso, logrando un dorado más llamativo. Puede parecer fácil de preparar, pero tiene sus secretos, ya que puede quedar muy líquida, muy espesa o con grumos. Y cuidado, porque una salsa blanca mal hecha puede ser terrible.

Hay varias formas de prepararla: puede ser con caldo o con leche o con manteca o aceite; más liviana o más espesa, según para qué la necesites. Los ingredientes para esta receta, son: 50 gramos de manteca, 50 gramos de harina, 600 mililitros de leche, sal y condimentos a gusto.

Para empezar, derretí la manteca a fuego suave para no quemarla. Una vez derretida, agregale la harina y cocinala por unos minutos, para que no quede cruda. Luego, sumale la leche de a poco, sin dejar de revolver. Vas a tener que mezclar hasta que la salsa tenga la textura deseada, para evitar que se queme.

Para finalizar, agregale tu magia con los condimentos que quieras. Acá, te recomendamos sal, pimienta, nuez moscada y algunas hiervas frescas para decorar el plato. ¡A disfrutar!

Está pasando