Sábado, 18 de Mayo de 2024 Nubes dispersas 9.6 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 9.6 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Mundo

La policía brasilera frenó a una banda que planeaba asesinar o secuestrar al exjuez Moro

La Policía Federal de Brasil realizó allanamientos en propiedades de varios estados este miércoles para meter presión sobre una organización criminal acusada de planear asesinatos y secuestros de varios funcionarios y políticos importantes, incluyendo el del exjuez Sergio Moro, que investigó el caso Lavajato y metió preso, de forma que finalmente se comprobó ilegítima, al presidente Lula da Silva.

Los sospechosos, explicó el ministro de Justicia actual, Flávio Dino, habían alquilado varias casas cerca de la casa y la oficina de Moro en Curitiba, la capital del estado de Paraná. Además, habían levantado paredes para crear piezas donde pudieran encerrar a personas secuestradas.

Los sospechosos, explicó el ministro de Justicia actual, Flávio Dino, habían alquilado varias casas cerca de la casa y la oficina de Moro en Curitiba, la capital del estado de Paraná.

Según Dino, las autoridades brasileras están investigando si los criminales buscaban matar o secuestrar a Moro. La operación policial comenzó el miércoles, una vez que los detectives a cargo del caso determinaron que los sospechosos estaban listos para ejecutar sus planes.

A través de Twitter, Moro afirmó que los crímenes planeados contra él eran una venganza por parte de una de las organizaciones narco más importantes de Brasil, conocida como Primeiro Comando da Capital. Además, le agradeció a las fuerzas policiales y dijo que va a sacar un comunicado sobre el tema en algún momento del miércoles. En Twitter, afirmó que "se investigó e identificó un plan de homicidio contra varios agentes públicos (entre ellos un senador y un fiscal)". Siguió: "Hoy, la Policía Federal realiza detenciones y allanamientos contra esta pandilla. Mis felicitaciones a los equipos de PF por el importante trabajo".

Del 2014 al 2018, Moro fue el juez a cargo de los juicios por el Lavajato, que llevaron a las detenciones de importantes políticos y empresarios. Entre ellos estuvo el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que pasó más de un año preso. Sin embargo, esa condena fue anulada por la Corte Suprema de Brasil por la anuencia entre el fiscal y el juez del caso. En el 2019, Moro se convirtió el ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, y supervisó el traslado del líder y una veintena de miembros de la organización mafiosa en cuestión a prisiones federales.

La Policía Federal ya había investigado el año pasado un plan por parte del Primeiro Comando da Capital para secuestrar a funcionarios públicos, buscando intercambiarlos por la liberación de Marco Willians Camacho, el líder de la banda, que se encuentra en prisión. Ahora, según la policía, la banda buscaba usar los secuestros para extorsionar gente.

El operativo del miércoles incluyó a 120 agentes, que realizaron 24 allanamientos y 11 detenciones en los estados de Sao Paulo, Paraná, Mato Grosso do Sul y Rondonia, informó la Policía Federal en un comunicado. No nombraron, sin embargo, a los sospechosos ni a sus objetivos. Dino, por su parte, le dijo a los medios que una de las potenciales víctimas era un fiscal de la unidad de crimen organizado de la Policía de Sao Paulo.