Miércoles, 21 de Febrero de 2024 Nubes 28.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 28.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $882
Dólar Blue: $1115
Mundo

El gobierno de Macron sobrevivió por nueve votos y la primera ministra no será destituída

El gobierno francés sobrevivió por los pelos un voto de censura, consecuencia directa de haber aplicado su reforma previsional sin votarlas en el Congreso, aumentando la edad de jubilación de los 62 a los 64 años.

La votación, que se realizó en base a una propuesta del Liot, una bancada de diputados centristas, tuvo 278 votos a favor, a diferencia de los 287 votos que necesitaba para aprobarse. Si hubiera obtenido los votos necesarios, el presidente Emmanuel Macron debería haber nombrado un nuevo gobierno con los diputados actuales o, en su defecto, podría haber convocado a nuevas elecciones.

Una segunda propuesta de este estilo, presentada por la Agrupación Nacional, el partido de derecha dirigido por Marine Le Pen, tampoco se aprobó. Ahora, como no se destituyó al gobierno actual, la propuesta de subir la edad de jubilación de los 62 a los 64 años se va a convertir en ley.

La votación se llevó a cabo luego de que la primera ministra Élisabeth Borne utilizara el artículo 49:3 de la constitución francesa, que le permite al poder ejecutivo aprobar una ley sin el voto del legislativo. A cambio, el gobierno queda expuesto a ser disuelto.

La arriesgada jugada del gobierno de Macron generó enojo en muchos franceses, y desató movilizaciones que duraron todo el fin de semana. Las manifestaciones incluyeron incendios, saqueos y enfrentamientos con la policía. Ahora, luego de que la votación para echar al gobierno salió en contra, los partidos de izquierda llamaron a continuar la lucha contra la reforma en las calles, y hacer "todo lo posible" para que esta caiga.

El tenso debate comenzó a las 4 de la tarde en Francia, en la Asamblea Nacional, con miembros de la oposición abucheando a la primera ministra. Ella afirmó que ningún gobierno "fue tan lejos" para buscar un compromiso para aprobar esa ley. Mientras tanto, miembros de la oposición le exigieron al gobierno que sometan la propuesta a una votación en el Congreso. Macron, por su parte, argumenta que sin una reforma del sistema previsional, el sistema jubilatorio se va a fundir.

Está pasando