Sábado, 13 de Abril de 2024 Lluvia ligera 17.4 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 17.4 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Policiales

Prisión perpetua a un hombre que atropelló y asesinó a hachazos a una pareja de amigos

víctimas asesinato hachazos

Fernando Figueroa, de 43 años, confesó haber atropellado con una camioneta y asesinado a hachazos a una pareja de amigos. El crimen ocurrió después de compartir un asado entre ellos acompañado de algunas bebidas alcohólicas en la alta montaña. La Justicia de Mendoza condenó a prisión perpetua al asesino luego de un juicio abreviado.

El grupo se encontraba regresando del asado en una camioneta Renault Scenic conducida por Figueroa. En el asiento del acompañante se encontraba la novia del asesino, mientras que en la parte trasera estaban Cristian Ivars y Adela Rodríguez, quienes después serían las víctimas. Debido al alcohol que habían tomado, el conductor manejaba de manera temerosa. Esto preocupó a la pareja, lo que derivó en un fuerte intercambio de palabras que terminó en una discusión.

Finalmente las víctimas decidieron bajarse de la camioneta sobre la banquina de la Ruta Nacional 7 en Uspallata y comenzar a caminar. Esto provocó que Figueroa se enoje aún más, quien aceleró y atropelló a la pareja para luego seguir su viaje con su novia. La cosa no terminó ahí, ya que después volvió a la escena del crimen. El conductor, sin estar conforme con haberlos arrollado, se estacionó cerca de donde estaban los amigos malheridos, bajó con un hacha y comenzó a atacarlos

Asesinó a hachazos

Adela Rodríguez murió en el lugar de los hechos después de la brutal agresión con heridas que sufrió en la cabeza, mientras que su novio logró escapar. A pesar de que fue encontrado por un camionero, a quien le comentó los hechos y llamó a la policía, Cristian Ivars falleció días después en el Hospital Central de Mendoza a causa de las graves heridas que le provocaron los hachazos. 

Luego del ataque, Figueroa siguió su camino hasta encontrarse con un control policial, frente al barrio Las Bóvedas. Allí les llamó la atención el parabrisas roto de la camioneta. Fue por esto que decidieron detener a ambos y consultar a los ocupantes.

La condena para el asesino

Tanto Figueroa como su pareja fueron aprehendidos tras la inconsistencia del relato, pero fue su propia novia quien delató al asesino y contó lo sucedido. Es por eso que la fiscal Andrea Lazo, tras la muerte de Cristian y Adela, imputó al hombre por doble homicidio agravado. En cuanto a la mujer, dispuso su libertad ya que las pericias descartaron su participación en el crimen. Después de dos años del asesinato, Fernando Figueroa fue condenado a prisión perpetua por homicidio agravado por haberse cometido con alevosía en dos hechos, en concurso real con amenazas agravadas por el uso de armas.

Está pasando