Viernes, 12 de Abril de 2024 Nubes 17.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Deportes

Ramón Díaz aterrizó en Argentina después del accidente de su hijo Michael

Ramón Díaz

La familia de Ramón Díaz está viviendo un momento durísimo. Es que Michael, uno de los hijos del DT, chocó en la ruta y lo internaron, al igual que a su hijo y nieto del exentrenador de River. Debido a este accidente murió Bárbara Oliver, su esposa, y Aldo Flaqué, el conductor del otro auto.

Ahora, el Pelado viajó desde Arabia Saudita para estar cerca de su familia después del accidente. Alrededor de las 20:30 horas de ayer, aterrizó en Argentina, junto a su esposa Mira Silvia Riedel. Ambos llegaron escoltados por dos guardias y Ramón no habló.

El técnico se enteró de esta noticia por boca de su otro hijo, Emiliano. Fue una vez que terminó el partido por los cuartos de final de la Copa del Rey de Campeones de Arabia Saudita entre Al Hilal y Al-Fateh, en donde su equipo pasó a las semifinales después de ganar por 3 a 1.

Emiliano le relató el accidente, le contó que Michael está internado con custodia policial y que murió Bárbara, su nuera. Mientras tanto, se inicia la causa en contra del hijo de Ramón Díaz que se investiga como un doble homicidio culposo. Además, cabe aclarar que Milo, el nieto del entrenador, estaba en la camioneta pero no sufrió ninguna lesión de gravedad.

Según informaron fuentes de la investigación, Michael Díaz quedó en calidad de aprehendido en el hospital Julio de Vedia, donde lo internaron por una fractura de fémur y un traumatismo de tórax después del accidente, por orden del fiscal de la UFI N°4 de Mercedes, Lisandro Masson, quien investiga lo ocurrido como “doble homicidio culposo”.

“Está con custodia policial y en cuanto lo trasladen a una clínica de Buenos Aires también será acompañado por los policías. Luego se pedirá la detención”, subrayaron fuentes de la causa en diálogo con Infobae, mientras relataron que se aguarda el resultado de las pericias.

Está pasando