Jueves, 22 de Febrero de 2024 Cielo claro 28.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 28.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $883
Dólar Blue: $1085
Sociedad

Habló la moza que fue acosada y brutalmente golpeada por unos clientes: "Me arruinaron la cara"

Agustina Tramontana tiene 21 años y trabaja de moza en un bar en la provincia de Mendoza. Ayer por la madrugada fue salvajemente agredida por dos clientes que la acosaron y le rompieron un vaso de vidrio en la cara, por lo que tuvo que ir al hospital, donde recibió 20 puntos de sutura en su rostro y deberá someterse a una cirugía plástica.

A horas de esa brutal agresión, la joven hizo un fuerte descargo a través de Facebook y publicó el video del ataque y las consecuencias con fotos incluidas. “Ayer fui yo, pero esto pasa constantemente en la gastronomía. Estoy cansada de esto, de la inseguridad, de que ya no pueda sentirme segura ni en el trabajo, porque siempre nos preocupamos por la ida o la vuelta y se suponía que el trabajo era el lugar seguro y ahora ni eso. ¿Ahora se supone que tengo que sentirme insegura en cualquier lado?”, empezó su descargo.

En el escrito, Tramontana hizo una descripción de las consecuencias de la agresión: “Tengo más de 20 puntos en la cara, el oído izquierdo sordo… Sin hablar de la cirugía plástica que tienen que hacerme. ¡Todo por un par de tragos, por unos bestias que no saben medirse, ni saben tomar!”.

Antes de ser agredida fui acosada, y aun así tuve que seguir siendo 'amable' porque son mis clientes, porque de ellos depende mi trabajo.

Me arruinaron la cara al punto de no poder verme en un espejo sin llorar, me hicieron mierda física y mentalmente y así como me pasó a mí les pasa a muchísimas personas que trabajan en el rubro, esto pasa todos los días, no se crean que porque llegue a los medios es debut y despedida”, resaltó.

Y continuó: "Tengo impotencia y tristeza por mi cara… los traumas y las inseguridades que tengo hoy no valen los dos ron con coca que se tomaron! La desfiguración de rostro, mi miedo al salir a la calle, los traumas y la depresión de verme así no me las saca nadie!”, continuó.

"Antes de ser agredida fui acosada, y aun así tuve que seguir siendo 'amable' porque son mis clientes, porque de ellos depende mi trabajo y las reseñas en Google, entonces ¿tengo que seguir aguantando el acoso? ¿Tengo que seguir haciendo oídos sordos a las cochinadas que dicen? ¿Aguantando malas caras? ¿Malos tratos de los clientes hacia todos los que trabajamos como mozos!?", se preguntó.

En el cierre de su descargo, la joven resaltó su bronca: "Estoy harta de vivir con miedo, de convivir con el acoso constante porque es lo que aguantamos para ganarnos el 10% de su consumición y poder tener propinas porque de eso depende nuestros compañeros también. Ayer fui yo y más tarde es otra. ¿Hasta cuándo? ¿Después las exageradas y locas somos nosotras? Nos quiero lindas, libres y locas”, cerró su publicación.