Sábado, 13 de Abril de 2024 Nubes 18.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Deportes

Murió el Hacha Ludueña, ídolo de Talleres y emblema de nuestro fútbol

Hacha Ludueña

El Hacha Ludueña, uno de los grandes ídolos de Talleres de Córdoba en las décadas de 1970 y 1980, murió hoy a los 69 años. El exfutbolista estaba internado, ya que, estaba mal de salud y su cuadro empeoró mucho en las últimas horas, por lo que falleció.

El exvolante nació en la capital cordobesa el 21 de febrero de 1954 y fue uno de los jugadores más trascendentes de la historia de La T. Tal es así que, sin ser delantero, es el cuarto máximo goleador de la historia de Talleres, con 113 tantos.

La triste noticia de su muerte fue confirmada de La Docta por José Daniel Valencia, más conocido como la Rana, quien además de ser campeón del mundo en 1978, también es un emblema total del equipo cordobés.

La trayectoria del Hacha Ludueña, un emblema de nuestro fútbol

Ángel Labruna, quien dirigía a Talleres en 1975, hizo debutar ese año al Hacha Ludueña, quien se ganó la titularidad en la temporada siguiente. Fue una de las grandes figuras del equipo sensación de fines de la década de 1970, que llegó a la final del Nacional de 1977 y la perdió con el Independiente de Bochini y Bertoni, que culminó el encuentro con solo ocho jugadores.

En sus 10 años en La T, Ludueña jugó un total de 340 partidos y convirtió 113 goles. La espina más grande del Dios del Fútbol, como lo apodaban, fue quedarse afuera del Mundial de Argentina 1978 por lesión. “Se me cortó el tendón del dedo gordo del pie izquierdo. Estaba en la casa de un amigo cerca de la pileta. La empleada doméstica me empujó al agua. Me volví loco, me saqué los zapatos, y me miré enseguida. Tenía un tajito chiquito. El pie se me había ido y me corté con el borde”, reveló el año pasado, en una entrevista que le concedió a Infobae.

En este sentido, agregó que al otro día tenía el pie hinchado. “Hugo Velázquez, médico en su momento de la Selección, se larga a llorar y me dijo: ‘Te perdiste el Mundial, te cortaste el tendón’. Lloré mucho. Dios sabrá por qué no lo jugué”, concluyó.

Está pasando