Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.8 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.8 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Deportes

River y el árbitro se retiraron de la Fortaleza custodiados por la policía

river lanús

La victoria de River se vio opacada por la reacción de los hinchas de Lanús ante la derrota y el arbitraje de Darío Herrera. El Millonario venció al Granate 2 a 0 y la disconformidad de la localía se hizo sentir en los insultos y las botellas que les lanzaron a los jugadores y al árbitro cuando abandonaron la cancha.

Herrera anuló un gol del central granate Cristian Lema, por una cuestión de interpretación, y sobre el final del partido no convalidó otro tanto de los locales por un offside de Franco Troyansky, cuando Franco Orozco la había mandado al fondo de la red.

En el segundo tiempo, el árbitro y sus colaboradores se tomaron más de siete minutos para chequear un supuesto offside y eso irritó a la hinchada local y al banco de Lanús. Finalmente la maniobra fue anulada por posición prohibida de Raúl Loaiza que supuestamente obstaculizaba la vista de Franco Armani.

En ese mismo tiempo, a River le costaba tener la pelota lejos de su arquero y Lanús ponía en marcha una presión caótica, pero metía a su rival en su mitad de cancha. Por esa razón, Demichelis envió a la cancha a Agustín Palavecino, Santiago Simón y Rodrigo Aliendro para tener aire y recuperación en el mediocampo.

También entró Beltrán que volvió a demostrar su efectividad en River Plate. Y el ex Colón lo confirmó en el minuto 42, cuando recibió un centro de Enzo Díaz y con un remate de derecha la mando al fondo de la red para sellar la victoria de los “Millonarios”.

Los jugadores 'granates' estaban fuera de foco, pero llego en el minuto 53 una jugada que Orozco convirtió en gol. El cuarteto arbitral se tomó otra vez tiempo para analizar la situación, lo que generó un tumulto originado por un cruce entre “Laucha” Acosta y Enzo Pérez, quienes se encontraban en los bancos de suplentes. Finalmente, la acción fue anulada por offside de Troyansky.

Luego, los hinchas locales comenzaron a tirar proyectiles a la cancha, pero Herrera decidió que el partido concluyera y no lo suspendió. River se llevó los tres puntos, pero Lanús puso en evidencia las flaquezas del visitante a la hora de defender y recuperar la pelota.

Con información de Télam