Domingo, 21 de Abril de 2024 Muy nuboso 19.2 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 19.2 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Política

Insólito: Zabaleta abrió las sesiones desde una computadora a pesar de vivir a ocho cuadras del Concejo

Juan Zabaleta ingresando al recinto desde un zoom.

Este miércoles Juan Zabaleta abrió las sesiones del Honorable Concejo Deliberante de Hurlingham, pero de una forma particular: el intendente apareció en el recinto desde una computadora, a pesar de que vivía a ocho cuadras.

Según una ordenanza que rige en el Municipio, durante la apertura de sesiones una comisión tiene que ir a buscar al intendente para darle ingreso al estrado de la presidencia del Concejo. De este modo, Zabaleta no estuvo físicamente en el lugar pero sí virtualmente, ya que su cabeza apareció en una ventana de Zoom desde una computadora que una mujer cargó en brazos hasta el lugar.

La joven trasladó la notebook en bandeja con la cara del funcionario en la pantalla por el pasillo entre las bancas de los concejales y una vez en el estrado se dio inicio a las sesiones. Lo que vuelve a la situación más insólita es el hecho de que el intendente vive a sólo ocho cuadras del recinto.

Zabaleta dio inicio a las sesiones desde una notebook.

El motivo de su opción por la virtualidad tendría que ver con la interna entre Zabaleta y la Cámpora, que se profundizó cuando el funcionario dejó el Ministerio de Desarrollo Social para volver a Hurlingham de cara a las elecciones. Así, la ausencia física del exministro, al parecer, fue una estrategia para evitar cruzarse con los militantes de la agrupación kirchnerista.

Por su parte, los integrantes de la Cámpora no se dejaron paralizar por el asombro y aprovecharon la situación para hacer “maldades” contra el intendente: según reportó LPO, le dejaron el cursor en la cara, “reprodujeron la voz de la gallega del GPS mientras hablaba” y cantaron en su contra desde sus asientos.

La interna entre Zabaleta y la Cámpora

El Frente de Todos atravesó una agitada interna en Hurlingham especialmente desde el regreso de Juan Zabaleta. Hasta el retorno del exministro, su reemplazo fue Damián Selci, un dirigente de la Cámpora que responde al sector más firmemente alineado con Cristina Kirchner.

El intendente interino concedió cargos públicos a diferentes personas de su entorno y buscó diferenciarse de Zabaleta, pero a su regreso este despidió a cuatro funcionarios entre los cuales había varios de la Cámpora.

El sector tomó represalias y el 10 de enero renunciaron a la vez 11 secretarios y directores municipales dejando una contundente carta en la que denunciaban “persecución política” hacia los miembros de la Cámpora.

“Esta decisión de echar a funcionarios valiosos, con vocación de trabajo y compromiso público, nos resulta dolorosa e inaceptable. No podemos convalidar, con nuestra presencia en el gabinete, ninguna maniobra de persecución política contra peronistas, justo cuando Cristina y el peronismo están siendo terriblemente perseguidos y hostigados”, habían fundamentado en el texto.

Está pasando