Miércoles, 29 de Mayo de 2024 Nubes dispersas 15.7 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 15.7 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1220
Política

Rossati y Rosenkrantz tuvieron que poner cara de póker cuando el Presidente criticó a la Corte Suprema

Rosatti

En medio del juicio político que lleva adelante el Gobierno nacional contra la Corte Suprema de Justicia, los jueces Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz asistieron a la apertura de sesiones ordinarias en la que el presidente Alberto Fernández criticó su accionar.

"Mientras que muchas provincias necesitan realizar obras que permiten asegurar servicios tan esenciales como el agua potable para sus habitantes, la Corte Suprema de Justicia aseguró cautelar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recursos coparticipables que no le corresponden contrariando la ley de coparticipación vigente. Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país", dijo Fernández..

A pesar de la tensión con la Casa Rosada que inició el juicio político a todo el máximo tribunal, se decidió que estos jueces vayan en representación de todo el cuerpo. En la decisión de los letrados pesó más el papel institucional de la Corte Suprema en la apertura del año del Poder Legislativo que la disputa política entre Judicial y el Ejecutivo.

"Lamentablemente, el accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, nos llevó a presentar un pedido de juicio político ante la Cámara de Diputados que decidirá si los acusa ante el Senado. Cualquier argumento que sostenga que el reclamo es violatorio de la República o del Estado de derecho, es falso. Solamente tienen que ir y leer el artículo 53 y 59 de nuestra Constitución Nacional.

No hay ningún ataque ni embestida contra la Justicia. Se solicita que se revise con todas las garantías y en las instancias que corresponde el desempeño de los magistrados que conforman la Corte Suprema de Justicia de la Nación", dijo el Presidente.

No querían ir

Entre los jueces de la Corte Suprema, había posiciones diferentes. El magistrado que no quería asistir al Congreso era Juan Carlos Maqueda que considera un atropello el destrato que tiene el Gobierno nacional contra el tribunal. A pesar de ser un peronista histórico, Maqueda está lejos del kirchnerismo.

Por otro lado, estaba el juez Ricardo Lorenzetti, que proponía concurrir al Congreso. Cuando era presidente de la Corte, el letrado tuvo que participar de la apertura de las sesiones ordinarias en momentos de enfrentamientos con el kirchnerismo. Algunas veces lo hizo solo y, en otras, con Elena Highton de Nolasco, que era vicepresidenta de la Corte Suprema.

Aunque existían estas diferencias en la Corte, los jueces buscaron alternativas para no mostrase divididos ante el Gobierno. Ayer a última hora, en su habitual acuerdo semanal para firmar sentencias, se zanjaron estos puntos de vista y determinaron que el presidente Horacio Rosatti y el vicepresidente Carlos Rosenkrantz asistirán en representación institucional a la Asamblea Legislativa.