Lunes, 20 de Mayo de 2024 Cielo claro 14.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $929
Dólar Blue: $1180
Sociedad

Cómo son los billetes de $200 con errores de impresión que se venden por hasta $200.000

billetes de $200

Actualmente, hay en circulación 487,7 millones de billetes de $200 en Argentina. Es lógico que, en el proceso de impresión, algunos de ellos puedan tener errores y son estos los buscados por los coleccionistas.

En el último año, el incremento en la cantidad de billetes fue de los de más alta denominación (los de $1000 y los de $500), situación inversa con lo que ocurre con los billetes de $200 y de $100, que caen en número.

Los billetes de $200 salieron durante el gobierno de Mauricio Macri, en un plan de cambio de toda la moneda nacional, donde quitó las imágenes de los próceres y los reemplazó por animales de nuestro país.

A su vez, aprovechó para emitir billetes de mayor denominación, dado que, hasta ese entonces, estaba el de $100 como el máximo. Así salieron los de $200, $500 y $1000.

La imagen correspondiente a los billetes de $200 es la ballena franca austral que, por errores de impresión, puede estar alterado y eso hace que sean codiciados por los coleccionistas.

Así, en MercadoLibre se pueden encontrar, por ejemplo, un billete donde, en el frente, la ballena no está y solo aparece su silueta. Este curiosísimo ejemplar está cotizado en $200 mil.

Otro, por ejemplo, tiene un error en el reverso, donde la numeración vertical del billete, en el costado izquierdo, directamente no fue impresa. Este ejemplar está valuado en $120 mil.

Finalmente, una publicación ofrece a $50 mil un billete de $200 con los colores bastante saturados y el arbusto ubicado en la parte de atrás, que es la parte central de la imagen de la Península Valdés, está ausente, de igual manera que la ballena en el primer caso.

Si bien estos precios fueron colocados por los dueños de los billetes, cabe aclarar que los valores están sujetos a la oferta y a la demanda, al tipo de error y al estado del papel, por lo que, en caso de encontrar uno, conviene acudir a un experto en numismática para cotizarlo.