Jueves, 30 de Mayo de 2024 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1230
Política

Mercedes D'Alessandro: “Un ministro de Economía candidato a presidente es un blanco móvil”

Desde las expectativas para este año electoral y la evaluación de la gestión de Sergio Massa, hasta un análisis de los libertarios y la derechización del discurso y las campañas. ¿Dónde queda la Economía Feminista entre tanta interna oficialista y tironeo opositor?

mercedes d'alessandro

Cuatro meses antes de que Martín Guzmán dejara el Ministerio de Economía, Mercedes D'Alessandro se fue de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género que había liderado desde 2020. A sus ojos, logró incorporar el feminismo en las políticas económicas. Hizo su trabajo.

Fue una de las responsables del programa Registradas, que tiene el objetivo de formalizar el empleo de las trabajadoras de casas particulares; de incluir la perspectiva feminista en el presupuesto nacional; y de que las trabajadoras de casas particulares recibieran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

“El libertario hoy está ganando muchos votos porque la gente está mal, frustrada, no tiene sueños, no tiene trabajo, no llega a fin de mes, le cuesta terminar los estudios”, consideró D'Alessandro en diálogo con Diario Con Vos y propuso: “Les ganás los votos no siendo más de derecha, más conservador ni bajando tus banderas, sino reconquistándolas y trabajando para que esas banderas sean realidad”.

¿Creés que hay algún problema económico que estén buscando ignorar, tanto el oficialismo como la oposición, al hablar del panorama general?

No, lo que sí veo es que estas últimas semanas sí se habló mucho de un tema que no sé si a la gente le interesa tanto como es esta cuestión de la deuda. La deuda para mí es un tema que a la economía argentina por supuesto que le afecta y es un problema casi central pero yo no sé si a la gente en la calle le afecta o le interesa o entiende tanto qué pasa con el FMI, quién dijo, quién no dijo, cuánto dura, qué se hace con el contrato. A la masa de los votantes en la Argentina le importa más su endeudamiento personal que el endeudamiento con el Fondo Monetario y un tema que no se está tocando mucho es el endeudamiento de las familias, nadie está hablando de eso, nadie está ofreciendo soluciones, no se está proponiendo qué hacer ante eso. Es un tema que a mí realmente me parece que en algún momento va a mostrarse un poco más crudamente.

¿Cómo evaluás el desempeño del 'superministro', Sergio Massa?

Desde mi perspectiva, ha logrado tranquilizar todo lo relacionado a la brecha cambiaria, al menos que no se desborde, porque todos los días hay problemas. Pero a mi forma de ver todavía nos falta y eso no es solo a Massa, nos falta como proyecto político avanzar sobre una mejor redistribución de la riqueza y de los ingresos, que eso ha empeorado en el último tiempo. Faltan regular algunas cositas todavía, pero no se lo adjudico solamente a Massa, sino también a la situación en la que está hoy el Gobierno nacional con algunas tensiones internas que entonces no logran tener la fuerza política suficiente para impulsar un trabajo hacia algún lugar. Massa me sorprendió para bien, creo que está haciendo un buen trabajo.

Un ministro de Economía candidato a presidente es un blanco móvil.

Mercedes D'Alessandro

¿Lo ves presidenciable?

Un ministro de Economía candidato a presidente es un blanco móvil. Está muy expuesto él, está muy expuesta la situación económica, entonces creo que si quiere ser candidato a presidente no puede ser ministro de Economía. Lo que me pregunto es si este país se banca otro cambio de ministro de Economía en este contexto, en año electoral.

¿Ves a alguna mujer presidenciable? Además de Bullrich, Carrió y Vidal, que ya se pronunciaron al respecto.

Creo que una mujer que tiene muchas ganas, no sé si presidenta o vicepresidenta, es Victoria Tolosa Paz. La verdad es que se está moviendo un montón y, no sé si ahora o más adelante, ella está. Y bueno, la otra gran candidata es Cristina, sería una excelente candidata en estas elecciones, pero ella como ha dicho está proscripta hoy y es todo un tema, sigue siendo un tema abierto cuál es la situación de Cristina, si puede o no, si será o no candidata.

¿Resultaría conveniente o estratégico centrar las tareas de cuidado en las campañas? 

Si decís 'sistema de cuidados' en la calle nadie sabe de qué le estás hablando. Está bien que nosotras sabemos de lo que hablamos, pero eso no es un tema con esas palabras. Sí hablando de cómo hacemos para mejorar mi calidad de vida cuando me voy a trabajar y qué hago con los chicos, cómo hago para tener un back up más grande que no sea solo mi mamá, mi tía, mi hermano, mi vecina, qué es lo que pido o qué es lo que ofrece el candidato o la candidata para eso. Eso sí creo que planteado como un tema laboral se entiende mucho más rápido que como un tema de cuidado. Hay que hacer un caminito inverso, creo que las feministas estamos hace rato machacando en un lugar que nos cuesta, tenemos que ir a otro polo de ese mismo problema. Sería un temón para incorporar en la campaña, pero es muy difícil.

Los temas feministas están en el corazón de las necesidades de todas las familias hoy y son un elemento muy potente para llegar un poco más lejos.

Mercedes D'Alessandro

¿Por qué?

Porque la campaña también en general siempre está dirigida por varones, hay una masculinización de los debates económicos en las campañas, hay veces que te corren con que el feminismo es piantavotos. Yo creo que se pueden trabajar temas feministas sin ser piantavotos, los temas feministas están en el corazón de las necesidades de todas las familias hoy y son un elemento muy potente para llegar un poco más lejos. Así que ojalá que sí, que se pueda incorporar, pero no les tengo tanta fe sobre todo porque las campañas son muy clásicas en general.

La derechización del discurso electoral, ¿puede impedir que se incluyan temas feministas en las campañas?

Yo creo que sí, es un riesgo y un riesgo sobre todo cuando nos volvemos conservadores, cuando vamos a disputar el voto a la derecha. Lo digo como alguien del FdT, cuando nos vamos a disputar el voto de la derecha o nos metemos en su cancha a jugar nos olvidamos que nuestras bases no nos piden eso, no quieren eso. Y nos olvidamos además de que el feminismo es uno de los movimientos sociales más importantes de los últimos años, no solo en Argentina sino en toda Latinoamérica.

¿Y por qué creés que los libertarios parecieran estar ganando peso?

El libertario hoy está ganando muchos votos porque la gente está mal, está frustrada, no tiene sueños, no tiene trabajo, no llega a fin de mes, le cuesta terminar los estudios. Trabajar un poco más sobre eso, proponer sobre eso, ubicar sobre eso creo que cambia las expectativas y ahí le ganas los votos esos a los libertarios, no siendo más derecha, no siendo más conservador, no bajando tus banderas, sino reconquistándolas y trabajando para que esas banderas sean realidad.

Feministas en el “elefante gigantesco” que es el Estado

Uno de los logros que Mercedes D'Alessandro más atesora de su paso por el Poder Ejecutivo es el colectivo de políticas argentinas Mujeres Gobernando. El grupo de funcionarias que se propuso conocerse y articular sus iniciativas para garantizar su realización y sostenimiento a largo plazo.

“La presencia de mujeres en cargos jerárquicos agrupadas y con una agenda común está transformando muchísimo las instituciones del Estado y eso es algo que ojalá podamos ver pronto y no sea algo que lo barra algún Milei o alguna Patricia Bullrich”, consideró la economista y agregó: “Pero creo que es un aporte muy muy importante que estamos haciendo esta generación política de feministas que tuvimos la oportunidad de dejar una huella”.

¿Por qué Mujeres Gobernando fue tan importante para vos?

Mujeres Gobernando nos permitió sentarnos, conocernos, ver qué tenía cada una, cómo amalgamar, cómo no superponer, cómo aprovechar para decir 'Bueno, esto no lo hago yo sola sino que lo hago con esta y esta y esta y esta y otra', cómo articulábamos para que cada cosa que hiciéramos se sostuviera en varias patas y no solo en una. Eso quiere decir que hay una definición política y vos lo priorizás, le dedicás tiempo, ponés recursos humanos y orientás presupuesto en hacerlo.

Al Estado, si bien no es fácil y no es un botecito fácil de remar, lo podés mover pero necesitás la convicción para moverlo y para sacarle toda su fuerza.

Mercedes D'Alessandro

¿Cuál es el límite del Estado argentino actual para dar respuesta a las problemáticas que identifica la Economía Feminista?

El Estado es realmente un elefante gigantesco y que además tiene unos procesos y una burocracia que son muy grandes, muy largos y es realmente laberíntico por momentos. Yo creo que de a poco esos procesos han ido cambiando y eso permite que permee, pero requiere mucha voluntad, que haya alguien convencida de que algo tiene que salir y que se tome la molestia de ir escritorio por escritorio para transformar todo ese proceso y hacer que suceda. Si no hay personas con esa voluntad, es muy difícil también. Por más que queden algunas herramientas e instrumentos armados.

Entonces, ¿cuál sería la limitación?

La limitación es la definición política. Al Estado, si bien no es fácil y no es un botecito fácil de remar, lo podés mover pero necesitás la convicción para moverlo y para sacarle toda su fuerza. Una vez que aprendés eso es muy potente porque las políticas públicas son políticas muy grandes, llegan a mucha gente, realmente benefician a una gran parte de la población, entonces cuando eso se pone en movimiento realmente es interesante el resultado y se empieza a percibir.

En el conocimiento general de la burocracia del Estado se pierde la certeza de que son todas personas.

La burocracia para mí también es la manera de institucionalizar las cosas, de que los procesos queden, que después no haya que hacer todo de cero. La burocracia también es una manera de que las cosas después sean replicables. Obviamente que está bueno simplificar, que no sean cuarenta pasos, si pueden ser tres mejor. Yo soy muy fan de los trabajadores y trabajadoras del Estado, son realmente servidores públicos, la verdad es que te encontrás con gente que ama su trabajo, que ama la política pública y que realmente le pone mucho corazón. En ese sentido, cuando hablo de burocracia no lo digo de una manera despectiva sino como la manera que tiene el Estado de organizar los pasos a seguir.

Los logros que tuvimos en el feminismo y en la Economía Feminista desde que salió el libro hasta ahora para mí son maravillosos.

Mercedes D'Alessandro

¿Qué actualizarías del libro Economía feminista: cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour)?

Quiero sacar una edición en 2026, la edición de 10 años, ya la tengo pensada. Ese libro va a cambiar por completo porque la verdad que los logros que tuvimos en el feminismo y en la Economía Feminista desde que salió el libro hasta ahora para mí son maravillosos. Creo que hay veces que no nos damos cuenta. De ese libro cada tanto alguien me comparte alguna cosa que leyó, una frasesita y yo digo 'cómo cambió todo'. La cantidad de cosas que cambiaron es alucinante. Lo que me llama la atención son las cosas que no logramos cambiar.

¿Por ejemplo?

En el capítulo de las Mujeres al poder, bueno, gobernadoras hoy hay dos, vamos a ver si renueva Arabela Carreras (Río Negro). Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Arabela Carreras, dos mujeres gobernadoras. En el momento en que salió el libro eran cinco. Mujeres presidentas en América Latina, en el momento en que salió el libro creo que quedaba todavía alguna y ahora hay una sola que es Xiomara Castro (Honduras).

Hablando de mujeres al poder, ¿considerarías incluir algo centrado en el aspecto práctico de las políticas públicas ya que lo tuviste que vivir, tuviste que decidir?

Sí, sí. Yo les digo siempre a las compañeras 'La verdad hoy lo estamos sufriendo y empujamos, te das contra la pared todos los días, pero es un punto de inflexión y cuando miremos para atrás en unos años vamos a ver los cambios que se hicieron'. Hoy no hay ministerio en Argentina que no tenga aunque sea una oficina chiquitita, una puertita que diga políticas de género, género y diversidad o mujeres, género y diversidad.