Miércoles, 21 de Febrero de 2024 Cielo claro 24.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 24.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $882
Dólar Blue: $1115
Policiales

Otra patota atacó a un adolescente: por los botellazos en la cabeza está internado en grave estado

Lautaro Cárdenas

Lautaro Cárdenas de 15 años fue abordado por seis delincuentes cuando regresaba de una fiesta en Villa Centenario, Lomas de Zamora. Por haber sido víctima de botellazos en su cabeza, ahora está internado en estado delicado y su familia pide reforzar la búsqueda de los atacantes.

Un nuevo episodio de brutal violencia conmocionó a Lomas de Zamora. En la madrugada del domingo, un joven de 15 años regresaba de una fiesta en Villa Centenario junto a dos amigos cuando fue abordado por seis delincuentes que se bajaron de un Bora gris y un New Beetle amarillo para robarle.

Los atacantes le pegaron golpes en la cabeza con botellas de vodka.

A Lautaro Cárdenas, los atacantes -que fueron identificados por la familia del adolescente y algunos d ellos serían mayores de edad- le pegaron golpes en la cabeza con botellas de vidrio de vodka que traían en sus manos, lo que le provocó una fractura en el cráneo que afectó una arteria generando un hematoma epidural, según le diagnosticaron luego en la Clínica Boedo.

Lautaro está internado en la Clínica Boedo

Lautaro llegó a la institución luego de haber podido escapar del ataque que. "Se asombró el médico de que aún estaba con vida -relató su hermano, Alan Cárdenas-. Ya que tenía un 99% de sangre en el cerebro, con una fractura de cráneo que tocó la arteria, la cual empezó a sangrar y colmó el cerebro. Lo operaron de urgencia con los peores diagnósticos de nuestras vidas. Le daban horas de vida, estaban muy sorprendidos de que el seguía con vida".

Tenía un 99% de sangre en el cerebro, con una fractura de cráneo que tocó la arteria.

Alan, hermano de Lautaro.

Alan revivió los momentos en los que su hermano fue a buscarlo para que lo asista luego de haber recibido los golpes en la cabeza: "Al llegar a casa comenzó con vómitos y querer dormir al punto de divagar y no estar consciente de sus actos y perder su conocimiento. Lo llevamos urgente a la guardia de la clínica Boedo, lo atendieron de manera inmediata y detectaron un hematoma epidural muy avanzado. Ahí comenzó nuestro calvario”, recordó.

Ahora la familia del adolescente pide que las autoridades intensifiquen la búsqueda de los delincuentes que se escaparon y aún continúan prófugos. "Pedimos justicia y que esto se viralice, ya que todavía están sueltos planeando fugarse y quedar libres", escribieron en el posteo de redes sociales donde difundieron el caso y la foto de los atacantes.

Está pasando