Martes, 27 de Febrero de 2024 Algo de nubes 27.0 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 27.0 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $888
Dólar Blue: $1075
Sociedad

Graciela y Silvino hablaron tras la sentencia: "La ausencia de Fernando y nuestro dolor son perpetuos"

Tras conocerse la sentencia de los asesinos de Fernando Báez Sosa, sus padres Graciela y Silvino brindaron una conferencia de prensa en la que dieron detalles de cómo tomaron el veredicto y comentaron cómo van a seguir a partir de ahora.

"Después de tanta espera, escuchar el veredicto, cuando dijo perpetua, sentí mucha emoción. Me dio un poco de paz en mi corazón porque sé quiénes fueron los que realmente asesinaron a mi hijo, y un poco de calma. Salimos muy conformes, es lo que esperé hace tres años escuchar que les dijeran 'cadena perpetua'", comenzó diciendo Graciela.

Sobre la decisión del tribunal de dictar prisión perpetua para cinco de los ocho condenados, la mamá de Fernando dijo que dejarán en manos de sus abogados la posibilidad de apelar para que todos reciban la misma condena. "Mi hijo regresó en un cajón cerrado del que nunca más va a salir. Su ausencia es perpetua y nuestro dolor también es perpetuo", agregó.

Me pareció que era actuado, no me conmovió para nada.

Graciela sobre el desmayo de Thomsen

Al consultarle por el desmayo de Máximo Thomsen, Graciela dijo que le pareció que "era actuado": "Es muy difícil prestar atención a eso, siempre tengo presente la forma en que le dio la patada y la sangre de mi hijo en su zapatilla. No me conmovió para nada. Ellos sabían lo que hacían, disfrutaron de asesinar a mi hijo".

En este sentido, le respondió a la madre de Thomsen: "No se puede culpar a la prensa. Las imágenes que vimos hablan por sí solas. Es parte de una estrategia lo que dijo. No los vi arrepentidos, era todo actuado cuando pidieron disculpas. Nosotros no vinimos a buscar venganza, sino justicia por nuestro hijo”. Asimismo, Silvino dijo que los acusados “se acordaron tarde de pedir disculpas”.

Graciela también recordó lo difícil que fue para ella vivir todo el juicio: "No es fácil ver cómo asesinan a tu hijo. Me costó muchísimo, no podía dormir de noche pensando cómo veía a mi hijo apoyando su brazo en el piso y levantando una mano pidiendo piedad para que dejaran de darle patadas, cosa que no ocurrió". "Eran ocho contra un inocente indefenso, atacaron a su presa como una hiena", agregó.

Ahora realmente vamos a hacer nuestro duelo y aprender a convivir con el dolor.

"Empieza una nueva etapa en nuestra vida, vamos a seguir luchando día a día para que quede firme la sentencia de estos asesinos. Ahora realmente vamos a hacer nuestro duelo y aprender a convivir con el dolor".

"Pensamos también en todas esas madres que perdieron a sus hijos y no tuvieron justicia. Me reúno con madres y padres que pasaron por lo mismo. Tenemos que ser fuertes y luchar por nuestros hijos, eso es lo que les digo cuando me vienen a ver", contó la mujer.

Tanto ella como Silvino contaron que suelen ver videos de Fernando o escuchar audios suyos para tenerlo más presente. "Fer no va a volver nunca. A veces acarició su cama, lavo su ropa y la vuelvo a poner en su lugar. En el cementerio, toco el mármol y lloro, tengo ganas de sacarlo y traerlo conmigo un ratito”, relató Graciela.

Ambos remarcaron el agradecimiento para con los jueces por dar un veredicto que consideraron "muy justo". En este sentido, se refirió a sus abogados: "Son mi familia, lo demuestran todos los días. Comparto con ellos muchas cosas porque sé que trabajan mucho en el caso”. "Necesitamos un poco de paz ahora, estar tranquilos. Lo que pasamos no se lo deseo a nadie, fue durísimo. Era el único hijo que teníamos", agregó Silvino.

En esta línea, Graciela remarcó muy conmocionada que para ellos se acabaron las "fiestas, navidades, años nuevos o días de la madre". "Quedó todo trunco, en el camino. Va a ser difícil, pero seguiremos de pie recordándolo como era. Era un buen hijo", cerró.