Martes, 16 de Abril de 2024 Nubes 15.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Política

La oposición denuncia que La Matanza adulteró el Censo 2010 para recibir mayor coparticipación

Censo 2022

Con la publicación de los datos del Censo del 2022, la oposición reflotó su denuncia sobre los datos de La Matanza obtenidos del relevamiento de 2010. Algunas personas, especialmente del PRO, señalan que el municipio bonaerense infló su número de habitantes para recibir más fondos coparticipables y reclaman una reparación.

“Se confirma que la población de La Matanza en el Censo 2010 fue adulterada”, escribió Diego Valenzuela en su cuenta de Twitter tras la publicación de los datos reunidos en 2022. “Pasó de 1.775.816 en 2010 a 1.837.774 en 2022. La población 'proyectada' para 2022 era de 2.374.149”, agregó el intendente de Tres de Febrero.

El funcionario del PRO señala que, dado que la población de La Matanza creció un 3,9% por año entre 2001 y 2010 según el anteúltimo Censo, las proyecciones sugerían un crecimiento similar y probablemente mayor para el período 2010-2022. Sin embargo, según el Censo 2022 la cantidad de habitantes matanceros creció sólo un 0,2% anual en los últimos 12 años.

Un informe citado por el intendente, elaborado por el politólogo Federico Tiberti, agrega más argumentos que apuntarían a que los datos del municipio fueron falseados en 2010. En primer lugar, Tiberti señala que durante la pandemia La Matanza tuvo una mortalidad mucho menor que otros “partidos de nivel socioeconómico similar”, aunque “la vacunación llegó a cubrir a un porcentaje de la población muy bajo en comparación con municipios vecinos”.

El politólogo también indicó que el partido tuvo un número llamativamente bajo de beneficiarios del IFE para lo que es su cantidad de habitantes y su nivel de pobreza. Un tercer dato que para Tiberti, Valenzuela y el PRO en general apunta a la adulteración es “el número de electores habilitados para votar en cada elección”.

Es fundamental ahora iniciar un reclamo por los recursos que perdimos durante los 12 años pasados.

Diego Valenzuela

“Este dato se genera a partir de los padrones de la Cámara Nacional Electoral y son independientes de la información censal”, resaltó Tiberti, e indicó: “A diferencia del dato de población que surge de los Censos, la evolución del número de electores en La Matanza muestra un aumento más suave, sin saltos bruscos”. Es decir que la cantidad de votantes no aumentó tanto como se supone que aumentó la población.

Por otro lado, apuntó al nivel de escolarización: “Al igual que con los electores registrados, La Matanza muestra una caída brusca en la matrícula escolar a partir de 2010, que no se replica en ningún otro partido”. De este modo, al politólogo le parece contradictorio que la población haya aumentado pero que a la vez no haya ni un número tanto más alto de electores, es decir, más población adulta, ni un número más alto de niños y adolescentes matriculados en las escuelas, es decir, más población joven.

“Nuestras dudas sobre el Censo 2010 en La Matanza estaban fundadas”, concluyó Valenzuela. “Es fundamental ahora recalcular la coparticipación entre los municipios, e iniciar un reclamo por los recursos que perdimos durante los 12 años pasados”, reclamó.