Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Sociedad

Caso Lucio Dupuy: esta semana sentencian a las acusadas

caso lucio dupuy

El jueves 2 de febrero el Tribunal de Audiencia determinará la autoría y la responsabilidad penal de la madre de Lucio Dupuy, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja, Abigail Páez, en la muerte de Lucio que tuvo lugar el 26 de noviembre de 2021 en Santa Rosa, La Pampa.

La pareja está detenida y acusada de "homicidio calificado y abuso sexual ultrajante" y a las 12 del próximo jueves la jueza Alejandra Ongaro y los jueces Andrés Olié y Daniel Sáez Zamora encabezarán la audiencia de cesura, en la que resolverán si son "culpables" o "no culpables".

En una audiencia posterior comunicarán la pena, sin embargo si el tribunal acepta los argumentos del Ministerio Público Fiscal (MPF), la única que corresponderá a las acusadas es la de prisión perpetua, lo que hará irrelevante la segunda parte del juicio de cesura. Caso contrario, el tribunal tiene 15 días para dar a conocer la sentencia.

Fuentes judiciales aclararon que, si bien en Santa Rosa los veredictos suelen darse a conocer por escrito, en este caso dispusieron leerlo en la audiencia, a la que convocaron a las partes y a la que tendrá acceso la prensa. La presencia de las acusadas no está confirmada, ya que podrían aguardar la decisión en el penal de San Luis donde están detenidas.

A Lucio Dupuy, de 5 años, lo asesinaron a golpes el 26 de noviembre de 2021 en la vivienda de la calle Allan Kardec al 2300 de la ciudad de Santa Rosa, donde residía con su madre y la pareja de ella.

De qué delitos se acusa a cada detenida y qué argumenta la defensa

Su mamá, Espósito Valente, fue acusada por el equipo de fiscales integrado por Walter Martos, Verónica Ferrero, Mónica Rivero y Máximo Paulucci, de los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, agravado por haber sido cometido por la ascendiente (progenitora), con el concurso de dos personas y aprovechando la convivencia con la víctima menor de 18 años, todo como delito continuado; en concurso real con homicidio calificado por ser la ascendiente, por ensañamiento y alevosía".

A Páez, en tanto, el MPF le imputa el "abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, agravado por haber sido cometido por la guardadora, con el concurso de dos personas y aprovechando la convivencia con la víctima menor de 18 años, todo como delito continuado; en concurso real con homicidio calificado por ensañamiento y alevosía".

La defensa de la pareja de la mamá de Lucio Dupuy

La defensora oficial de Páez, Silvina Blanco Gómez, consideró por su parte que no existió un homicidio agravado sino un homicidio preterintencional, es decir que no tuvo intencionalidad. Ya que la imputada, que admitió haberle pegado a Lucio, no buscó asesinarlo.

Por ese motivo, en su alegato, enumeró siete conductas que la imputada ejecutó para evitar la muerte del niño: la práctica de RCP para reanimarlo, su traslado a la posta sanitaria del barrio Atuel, la búsqueda de ayuda en la policía y haberlo llevado al hospital Evita, entre otras.

"Son conductas que deben ser valoradas como que no quiso matar", les manifestó la defensora a los jueces el tribunal. También cuestionó las conclusiones de la autopsia practicada a Lucio.

La defensa aseveró que "ninguna de las tres agravantes" planteadas por el MPF para el homicidio quedaron probadas y puntualizó que en el peor escenario pudo existir un homicidio simple con dolo eventual.

Con respecto a la acusación de abuso sexual, Blanco Gómez, pidió la absolución de Páez por el beneficio de la duda, al tiempo que aseveró que la mediatización del caso provocó un "estado de indefensión" en la imputada.

La defensa de la madre de Lucio Dupuy

Por su parte, el defensor oficial Pablo De Biasi pidió la absolución de la madre de Lucio por ambos delitos, ya que "en el lugar de los hechos hubo una persona y no dos". De esta forma, descartó la coautoría del homicidio.

"La única testigo fue Abigail", determinó al tiempo que descartó cualquier responsabilidad de la madre por omisión. En su alegato, el defensor planteó que, en forma subsidiaria, si la madre de Lucio fuera hallada culpable, solo podría imputársele una conducta preterintencional.

También manifestó que la fiscalía y la querella efectuaron "muchos recortes" a los hechos para encuadrarlos en sus teorías y agregó que durante el proceso se diluyó la responsabilidad del padre en el cuidado de Lucio.

La declaración de Abigail Páez, la pareja de la madre

El 7 de diciembre de 2022, al declarar en el juicio, Páez reconoció que golpeó a Lucio y dio detalles de la agresión: "Cuando llegué a la casa, lo vi a Lucio que se estaba mandando un moco. No importa qué, porque no viene al caso. Entonces lo tomé del brazo y le pegué varias pataditas en la cola. Fue todo muy rápido, no sé. Le pegué y no medí donde la verdad, ni sé por qué tampoco", recordó al tiempo que comenzó a llorar.

"No le encuentro una explicación todavía. Sé que lo lastimé, me di cuenta en el momento e intenté remediarlo. Luego, lo alcé y lo llevé a la ducha porque pensé que iba a reaccionar. Él intentaba hablar, estaba consciente todavía", confesó.

Luego dijo que vio que Lucio "se estaba debilitando o desvaneciendo" por lo que lo tapó con su toallón y lo llevó a su pieza. "Lo senté en la cama y me fui a buscar ropa a su pieza para cambiarlo, lo más rápido posible porque era una situación muy desesperante en la que no sabía cómo reaccionar, ni que hacer para que él se recomponga", detalló Páez.

Ante el silencio de toda la sala, la acusada resaltó cómo Lucio perdió el conocimiento: "Cuando voy a buscar ropa para cambiarlo escucho un golpe y cuando vuelvo lo veo que está él estaba tirado en el piso, sin reacción. De cara al piso. Ni siquiera había apoyado las manos. Como si estuviese desmayado, no sé. Entonces yo por el mismo temor lo toqué con el pie para ver si reaccionaba y vi que no tenía respuesta de él, entonces me acerqué y lo di vuelta, lo puse boca arriba".

Páez recordó que intentó hacerle RCP. Aunque no sabía si lo hizo bien o si pudo haberlo lastimado, tras lo cual lo llevó a la salita médica y desde allí al hospital, donde le dijeron que Lucio había fallecido.

La declaración de la madre

Por su parte, Magdalena Espósito Valenti apuntó al padre de Lucio, Christian Dupuy, al declarar en la última jornada del juicio: "Se me critica a mí, pero no al progenitor, porque decirle padre le queda grande. A él se lo justifica cuando la responsabilidad era de los dos. Sin embargo, en todo momento se desentendió de la criatura".

Durante su declaración, en la que no aceptó preguntas, la mujer recordó que esa mañana dejó a su hijo "con vida" al cuidado de su novia, y que "al día de hoy" sigue "sin poder creer" lo que le ocurrió.

Tras ello, afirmó que a su hijo lo "llora en privado" porque es "más humano que hacerlo delante de personas que no lo conocieron" y que dijeron "un montón de cosas" sobre su "supuesto rechazo a la maternidad".

El médico forense que hizo la autopsia al cuerpo de Lucio contó antes del juicio que "en 27 años de profesión" y tras haber intervenido en "32 casos de niños golpeados" nunca vio algo así

En tanto, la familia paterna de Lucio, representada por el abogado Mario Aguerrido, adelantó a que denunciará al Ministerio de Salud provincial por no haber actuado ante situaciones de violencia previas sufridas por él y atendidas en hospitales de la provincia.

Asimismo pidieron el juicio político para la jueza Ana Clara Pérez Ballester, quien le dio la tenencia a Espósito Valenti a pesar de que estuvo ausente dos años.

Fuente: Télam