Domingo, 29 de Enero de 2023 Algo de nubes 27.5 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 27.5 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $193
Dólar Blue: $386
Cultura & Espectáculos

Virus y su (no) despedida en el Luna Park: “Nosotros somos finitos, pero la obra no”

El regreso de Virus, en palabras de Marcelo Moura y Mario Serra. La gira nacional, el show en el Luna Park en marzo y la gira internacional que darán luego, con la participación "desde el más allá" de Federico Moura. Además, la influencia de la banda en la música actual y la posibilidad de nuevos temas.

Pocas apariciones en el rock argentino fueron tan disruptivas como la de Virus durante la década de los ochenta. La banda liderada entonces por Federico Moura generó algo diferente, y lo diferente a veces choca. Hoy, más de 40 años después de su etapa dorada, algunos de los integrantes originales se reencontraron para ofrecer una gira por el país, una internacional, y un masivo show en el mítico Luna Park.

Todo empezó con un mensaje de Marcelo Moura a su hermano Julio, en el que le propuso volver a tocar. La última vez que lo habían hecho había sido en 2015, en un show en la ciudad de Rosario. “Lo primero que sentí es que si alguien no podía faltar era Mario (Serra), y Julio coincidió. Ahí lo llamamos, tuvimos una reunión y se fue armando el proyecto”, contó el actual líder de Virus a Diario Con Vos. 

Serra llevaba un tiempo más sin tocar con los Moura. Unos 35 años para ser más exactos. A principios de 2020 el grupo anunció su regreso; tuvieron un solo ensayo y desde ahí tuvieron que esperar más de dos años por la irrupción de un “enemigo invisible” que puso el planeta patas para arriba. “No modificó los planes, directamente los paró”, aseguró el baterista.

De la mano de Marcelo Moura, Julio Moura y Mario Serra; Virus se reencontró a principios de 2020, pero por la pandemia tuvieron que esperar casi dos años para tocar.

Así, parados, estuvieron hasta principios de 2022, cuando empezaron a ensayar para lo que finalmente sería la primera aparición de Virus después de siete años: el Quilmes Rock. Primero tocaron en un pequeño show que funcionó como adelanto del festival, y un mes más tarde finalmente salieron al escenario principal.

–¿Cómo se sintieron después de tanto tiempo?

Marcelo Moura: Recién ahora, como banda, el funcionamiento, en los últimos shows del año, sentí que se acomodó la cosa. Lleva mucho tiempo, hay que ser paciente. Es armar todo un equipo de trabajo nuevo, a veces hay gente que no funciona, tuvimos un manager, cambiamos por otro, un sonidista…

Mario Serra: Y generalmente falla alguno, menos yo (ríe), y sincronizar todo lleva mucho tiempo.

Ya hacia fines del 2022, Virus comenzó una gira por el país que se vio interrumpida por el Mundial y las fiestas de fin de año. Comenzado el 2023, el grupo ya la reanudó y empieza a calentar motores para el gran show en el Luna Park el 31 de marzo, lugar en el que nunca tocaron como grupo.

Marcelo Moura, Mario Serra y Julio Moura tocando en en el Quilmes Rock 2022.

–¿Qué expectativa tienen con el Luna?

MM: Es un desafío, porque es un show donde ponés todo. Es mucho más largo. Estas giras que hacemos son shows de una hora y media, y el Luna tiene una producción mucho mayor. Todavía no tenemos resueltos varios temas, como los invitados.

–Igualmente, hay un invitado especial que ya los acompaña virtualmente…

MM: Sí. La tecnología nos permite que cante Federico por las pantallas; él solo, a medias conmigo, o a medias con Julio. Es muy emotivo. Cuando llega el momento, estás tocando, cerras los ojos y está cantando Federico. Es muy loco, te transporta.

–Y además de debutar en el Luna, con Virus tampoco habían hecho una gira mundial.

MM: No. Con Virus giramos, te diría, casi por el Mercosur. Hasta Perú llegamos. Pero fuimos pedidos siempre desde México, ahora se sumó España. Tenemos una carrera tan hermosa que nos parecía divino encarar un proyecto y girar por todos los lugares que ya anduvimos y por otros nuevos el tiempo que fuera necesario.

Las puertas están abiertas para componer juntos. Esas cosas son mágicas y probarlo es fantástico. Va a salir algo seguro.

Marcelo Moura y Mario Serra

–Dicen que es una despedida, pero aclaran que es algo progresivo. ¿Cómo es eso?

MM: El tema es que hubo un concepto: preparemos un show y giremos por el tiempo que sea hasta que no toquemos más. Eso se instaló como una despedida, pero es muy nostálgico y no estaba enfocado de esa manera. 

–¿Y para después tienen algo pensado entonces? ¿Hay algún tema nuevo en el horizonte?

MM: Sí, tenemos pensado. Cuando tocamos en Santa Fe nos fuimos con Mario al cuarto a tomar… una “Cepita de manzana”, y dijimos “bueno, están las puertas abiertas para juntarnos y componer”. Es lo que amamos. Todo está abierto, nada se cierra.

MS: A mí me encanta investigar y sacar cosas nuevas, y creo que sería un buen momento para aprovechar que estamos juntos y ver que logramos. Esas cosas son mágicas, hay química, y probarlo es fantástico. Va a salir algo seguro.

El legado de Virus en la música actual

Virus fue un grupo muy transgresor para el rock de principios de los ochenta. La propuesta de sonido original -similar a la tendencia New Wave-, las letras acusadas de “frívolas” por no tocar temas sociales ni políticos en momentos muy pesados, y la estética de la banda, distaban mucho de lo que el rock nacional tenía acostumbrado al público de esos años.

Por eso, la aceptación generalizada de la banda costó, pero una vez superado ese primer obstáculo no hubo marcha atrás, sino más bien todo lo contrario. Virus se convirtió en una de las bandas de rock/pop pioneras de la región y en una inspiración para otros grupos que empezaron a nacer por aquellos años.

Muchos grupos han tomado el concepto artístico de Virus, pero no veo que ninguno suene igual.

Marcelo Moura

Sin ir más lejos, el primer disco de Soda Stereo -homónimo a la banda- fue producido por Federico Moura. Esto generó un vínculo entre los Moura y los Cerati que, ya sin Gustavo y sin Federico, hoy aún continúa vigente. “A Benito (Cerati) lo conozco desde que era muy chiquito. Hay una mezcla de relación artística y como paternal”, afirmó Marcelo. 

Él y la banda hoy comparten escenario cada tanto (como pasó en el Quilmes Rock), e incluso el músico solista grabó hace poco una versión de Imágenes Paganas. Pero más allá de la relación de cercanía, es una realidad que Virus, todavía hoy, sigue siendo una inspiración para muchos músicos y bandas actuales. 

–¿Qué grupo o artista ven hoy similar a lo que fue Virus en los 80?

MM: Creo que muchos grupos han tomado el concepto artístico de Virus. Es decir, el concepto estético, preocuparse por los vestuarios, las puestas, las luces. Pero no veo que ningún grupo de esos, con quienes además hemos tocado, suene como Virus.

–¿Cómo cuáles?

MM: Miranda, Babasónicos, Bandalos Chinos, Conociendo Rusia. Pero creo que toman el concepto, y bienvenido que eso pase, pero ninguno siento que suene como Virus. Y lo digo en el buen sentido, porque me parece que lo piola y el objetivo de una banda es ser vos. Nos han puteado por lo que se te ocurra, pero jamás han podido detectar que sonamos igual a alguien, y ese es un logro realmente importante. Es una personalidad.

– ¿Que sienten al ver que 40 años después hay tanta gente joven que los sigue?

MM: Hace un tiempo estuve en Río y pasé por una galería, y en una tele de un local había una mina cantando para muchísima gente Pronta Entrega. Y en portugués. Todo ese tipo de cosas, que suceden mucho, son muy locas. El tema tiene 35 años, no es que es un éxito de ahora. Entonces es entender que la obra fue un gran acierto: nosotros somos finitos, pero la obra no.

MS: Por ese motivo se hace esto (la gira), es indudable. No es una banda de un solo tema. Por ese motivo se hace esta recorrida y se buscan estos lugares donde la gente transmite que les encanta y sienten lo que uno está haciendo.

Está pasando