Sábado, 04 de Febrero de 2023 Algo de nubes 21.9 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 21.9 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $195
Dólar Blue: $379
Policiales

El polémico berretín de defender a los rugbiers

Caso Báez Sosa

Para que el juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa llegue a buen puerto, es absolutamente necesario que suceda, como está sucediendo, que se respeten todas las garantías de los culpados. Si bien el abogado defensor Hugo Tomei intentó sembrar dudas sobre la eficiencia de la fiscalía e incluso de los peritos, los jueces no necesitaron demasiada deliberación para desestimar los planteos del letrado, toda vez que es una estrategia tribunalicia absolutamente acostumbrada a intentar la máxima dilación del proceso judicial. Es decir, se veía venir la jugada de Tomei desde muy atrás.

Pero más allá de los tecnicismos del abogado defensor, hay también un muy minoritario pero estoico grupo de personas que se plantan en señalar la inocencia de los ocho imputados, conocidos a esta altura inequívocamente como “los rugbiers”.

Rosalía Zárate, madre de Thomsen, quien era funcionaria de la Municipalidad de Zárate y que renunció tras la imputación de su hijo, será el primer familiar de un imputado en declarar como testigo.

El que más fama cobró en estos días es Bernardo Ditges, uno de los fundadores del Club Náutico Arsenal de Zárate en el cual jugaban al rugby tres de los imputados. En una entrevista con Ernesto Tenembaum, en el programa "Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos?" (YAQPA?) por Radio Con Vos, Ditges dijo que el asesinato de Báez Sosa “Fue totalmente un accidente" y que los acusados "no son asesinos”.

En respuesta al comentario, salió la Comisión Directiva de la propia entidad deportiva, la cual en un comunidao negó que los acusados hayan sido todos jugadores (solo tres) y se solidarizó con los padres de Fernando.

Hay un dolor muy grande de ambos lados. Esto es una tragedia para todos.

Marcial Thomsen.

Pero eso no es todo. Marcial Thomsen, padre de Máximo, uno de los más complicados en el juicio, pese a que habló muy poco, como casi todos los padres, tuvo algunas frases, en estos tres años que separaron el asesinato del juicio, que resultaron avasalladoramente repudiadas.

“Hay un dolor muy grande de ambos lados. Esto es una tragedia para todos”, dijo Thomsen padre. Lo cual, sin duda, es cierto, pero la catarata de respuestas iba siempre en un sentido igualmente indiscutible. La tragedia, en este caso, tiene unos causantes y una víctima concreta. No fue una catástrofe climática, ni siquiera un accidente doloso. Y, conforme declaran los testigos que conocían a la banda desde sus andadas por su Zárate natal, la actitud buscapelea era parte de un estilo, una imagen que a los jóvenes les gustaba mostrar.

Familiares de los rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa se retiran de los tribunales de Dolores, mientras las personas que se encontraban en las afueras, reclamaban justicia.

También puede ubicarse en este casillero de los que defienden (o defendían) a los rugbiers a la joven Karen, novia de Lucas Pertossi. En una entrevista concedida a Telenoche días después de que se conociera la muerte del estudiante de Derecho, el 18 de enero del 2020, la muchacha los describió como “chicos de bien” que “estudian, trabajan y no tienen tiempo de meterse en problemas”. Por supuesto que no corresponde salir a polemizar con una novia. O si, porque este caso acaparó la opinión pública de tal modo que todo el mundo sigue el día a día del devenir del juicio casi como si fuera un reality show. Cada hijo de vecino se siente con el derecho de polemizar con quién quiere sobre el tema, ya sea por empatía, sensibilidad o para simplemente sacarse de encima las peores emociones. Claro que, algo de todo esto, está habilitado por la constante repetición de las crueles imágenes de esa fatídica noche.

“A mí me dejó muy destrozada, pero él es mi novio y lamentablemente me toca el lugar de acompañarlo porque es mi familia, al igual que la familia de los otros chicos”, confesó la novia del rugbier.

Karen, la novia de Lucas Pertossi.

Pero también hay otros opineitors que polemizan medio de costado. Es el caso del periodista de Página 12 Raul “Tuny” Kollmann, quien se ligó una catarata de insultos por cancherear un tuit que nadie le pidió. O Pablo Duggan que al proponer un análisis diferente en el tratamiento de este homicidio tuvo que terminar reculando, aunque sin soltar el hueso del todo. "Cuando los casos policiales son pura emoción y no queda lugar para la razón, es mejor dejarlos. No hablo más del caso Báez Sosa hasta la sentencia. Demasiado fanatismo absurdo. Yo paso", escribió en su cuenta de Twitter recientemente.

Cuando los casos policiales son pura emoción y no queda lugar para la razón, es mejor dejarlos.

Pablo Duggan

Finalmente, y en la misma línea, hay personas que, por motivos que ellos solos conocen insisten en señalar a la mediatización como la responsable de la condena social que ya estaría sentenciada incluso desde antes de que empiece el juicio. Así se pueden leer cosas como las que escribió el tuitero SerTony16 cuando intentó defender sus dos líneas narrativas. Por un lado busca citar otros casos (como el de Lucio Dupuy) igualmente aberrantes, para señalar que no se les da tanta cobertura como al de Fernando. No solo él lo hace, diferentes figuras como Diego Latorre también hablan de lo mismo.

Por otro, busca desprestigiar al abogado Fernando Burlando por el probable hecho de que el hombre aspira a ingresar a la función pública una vez concluido el juicio.

En cualquier caso, y a pesar de las precarias polémicas busca instalar este usuario como algunos otros, es bastante evidente que los rugbiers tenían un modus operandi que consistía en buscar roña para después golpear entre muchos a uno solo, y eso a los caprichosos que quieren su tuit del día, los tiene sin cuidado.

Está pasando