Lunes, 30 de Enero de 2023 Nubes dispersas 22.4 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 22.4 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $193
Dólar Blue: $386
Policiales

Un bebé estaba en la cornisa de un segundo piso y un camionero lo rescató

Rescate bebé

Un bebé se trepó a la cornisa de la ventana de un departamento, ubicado en un segundo piso y estuvo a punto de perder el equilibrio y caerse. Sin embargo, un camionero le salvó la vida y se convirtió en un héroe, en un episodio que podría haber tenido un desenlace trágico.

El hecho ocurrió en Córdoba, en el barrio de Tranviarios, en donde los vecinos vieron que el nene de tres años estaba a punto de caerse, por lo que llamaron a la Policía. Inmediatamente, aparecieron algunos efectivos, que estaban atentos a la situación para atrapar a la criatura si perdía el equilibrio.

Después de eso, el camionero, de nombre Salvador, corrió rápidamente hacia donde estaba el bebé y, con ayuda de uno de los policías, trepó al departamento en donde estaba y lo salvó, en un acto heroico. Si bien los vecinos pensaron que estaba solo, el padre de la criatura se encontraba en la vivienda, pero se había quedado dormido. Mientras que, la ventana estaba abierta porque hacía calor, por lo que, el nene pudo treparse hacia la misma.

Qué dijo el hombre que rescató al bebé

Salvador Escobar, el camionero que le salvó la vida al bebé, habló después del episodio y contó qué pasó cuando lo vio en la ventana. “Estacioné el camión y salí corriendo. Una persona estaba intentando subir, pero no lo alcanzaba porque estaba muy alto. También ayudaba un policía”, remarcó.

En este sentido, dijo que estaba muy alto, le agarró la desesperación y trepó como pudo. “Me ayudaron el otro hombre y el policía. Llegué a la ventana y le puse el cuerpo al bebé para que no se caiga. Después lo agarré para que no caiga de golpe al suelo”, sostuvo, en diálogo con Mitre de Córdoba.

Finalmente, afirmó que el padre no entendía nada, ya que, estaba profundamente dormido, con el televisor prendido y el ventilador al máximo y que “por eso no debe haber escuchado los gritos de los vecinos que estaban en la calle”, concluyó.

Está pasando