Viernes, 03 de Febrero de 2023 Algo de nubes 22.9 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 22.9 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $195
Dólar Blue: $379
Política

¿Por qué sostiene la botella con ambas manos? La confesión de Larreta sobre su condición

Larreta

A raíz del tuit de un usuario que publicó una foto suya tomando agua y burlándose de la forma en que sostiene la botella, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rordíguez Larreta, explicó en sus redes sociales que padece un trastorno por el cual le tiemblan las manos.

“¿Quién agarra una botella así?” escribió un usuario de Twitter acompañando el comentario con risas en mayúscula. El tuit, que tuvo bastante circulación, muestra a Rodríguez Larreta sosteniendo una botella de agua con las dos manos, una arriba y otra en la parte de abajo.

Tomo agua con las dos manos, pierdo al yenga y las selfies me salen movidas” respondió el jefe de gobierno de la Ciudad en un posteo de Instagram que acompañó con una captura de pantalla del tuit. “Tengo temblor esencial, me lo diagnosticaron a los 5 años”, explicó. “Es una condición que afecta el pulso, aunque nunca modificó mi vida”, aclaró, y agregó que “sin embargo, está, y hace que algunas situaciones las viva diferente al resto”.

Podría no tomar agua en público, pero aprendí que lo más importante es no esconderlo, hablar del tema y naturalizarlo.

“Me pasaba de chiquito cuando tenía que dibujar o aprender a escribir, me pasa hoy cuando tengo que sostener una botella o un micrófono y me va a pasar dentro de 20 años cuando esté dibujando con mis nietos”, se explayó Larreta. Además, explicó que la condición no mejora ni empeora, con lo cual, a lo largo de los años, se acostumbró a vivir con ella sin que el temblor le suponga grandes impedimentos: “Tuve la suerte de que mi pasión sea la política, y no una actividad que exija buen pulso como ser cirujano o pintor”, expresó.

Tras aclarar que no padece Parkinson ni ninguna enfermedad degenerativa, el funcionario aseguró que su condición no es “algo que trate de ocultar” y que está a la vista continuamente. “Podría no tomar agua en público, pero aprendí que lo más importante es no esconderlo, hablar del tema y naturalizarlo”, concluyó.

Está pasando