Martes, 16 de Abril de 2024 Muy nuboso 15.1 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 15.1 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1035
Policiales

El "rugbier N°11" contradijo a Luciano Pertossi, pero dijo que los acusados "son buenos chicos"

Declaró Tomás Colazo, el joven de Zárate señalado como el “rugbier número 11″, quien era menor de edad al momento del hecho y acompañó a los acusados al momento del crimen, pero que nunca fue imputado en el expediente por falta de pruebas. Con sus declaraciones enterró a Luciano Pertossi, quien la semana pasada aseguró que no había estado ahí, en la que fue la única declaración por parte de los imputados hasta el momento.

El joven dijo que conocía a todos los imputados, que con Luciano Pertossi fue compañero de colegio y que con el resto eran "conocidos de la vida". Luego, el abogado Fernando Burlando tomó la palabra y le consultó sobre su estadía en Villa Gesell hace tres años, a donde -dijo- llegó el 17 de enero con su mamá y su pareja a un hotel.

Luego le preguntó que pasó al día siguiente, 18 de enero de 2020, día del crimen. Colazo respondió que durante el día estuvo con su madre y su pareja, y que a la noche conversó con Luciano Pertossi. "Yo sabía que estaban ahí y que organizaban para salir al boliche. Los veo pasando la media noche. Nos juntamos. Estábamos yendo a una casa donde se hizo una previa con otra gente de Zárate. Estuvimos ahí varias horas y ahí cercana a las 3.30/4 fuimos a Le Brique", comenzó el relato.

Colazo identificó a Máximo Thomsen y Ciro Pertossi en la golpiza a Fernando. Cuando le mostraron un video, identificó también a Ayrton Viollaz y a Luciano Pertossi, quien había asegurado no haber estado ahí.

"Allí teníamos una entrada anticipada, había gente esperando para entrar. Entramos, tocaba un artista ese día y había muchísima gente. El lugar estaba repleto de gente. Recorrimos un rato el boliche, habremos ido a comprar algún que otro trago y en un momento de tanta gente que había nos dividimos. Yo me quedé con Luciano y Alejo Milanesi, con ellos dos estuve el mayor tiempo en el boliche. En un momento Luciano tiene una discusión con una persona, a los empujones se agarran, se caen al piso, quedan ahí como agarrados. A todo esto yo mirándolos. Alejo también. Se hizo una ronda y vienen los de seguridad, los separan y los sacan: a Luciano y a esta persona", continuó.

Al presenciar esta situación, salió detrás de ellos del boliche, y de repente vio como el mismo Pertossi volvía a pelearse con la persona con la que había tenido el conflicto dentro de Le Brique: "Luego, asociándome a un video que vi, creo que interviene la policía como que lo separan y lo alejan de Luciano, y Alejo lo va a acompañar a Luciano".

"A Luciano y a Alejo los pierdo de vista. Se me da por cruzar a la vereda de enfrente a ver si veía alguno de ellos o encontraba a los otros. Fue muy rápido, después de que cruzo, miro a la derecha y se había iniciado una pelea. Ahí reconozco a alguno de los chicos", siguió. En esa pelea identificó a Máximo Thomsen y a Ciro Pertossi.

"Había gritos por todos lados, no sabía qué hacer. En un momento vi a alguien en el piso y ahí le pongo el brazo a Máximo en el pecho y lo tiro para atrás, yo no soy de pelearme, lo hice con intención de que no se pelee más. Hice eso y me miró, pero no puedo recordar si continuó. No recuerdo si pegaron, no estoy seguro, no vi bien", agregó.

Cuando le mostraron el video más conocido del asesinato, Colazo se identificó a un costado en la pelea y luego identificó a Máximo Thomsen, Ayrton Viollaz y Ciro Pertossi. Después, al igual que Juan Pedro Guarino, identificó a Luciano Pertossi en la pelea.

Sobre los momentos posteriores a la pelea, el “rugbier número 11″ negó haber recibido un mensaje donde se le informara que la persona golpeada había perdido la vida: "Fui con Blas Cinalli a comer al McDonald’s y ahí estaban Lucas y Máximo Thomsen, esto lo recuerdo por el video. No fuimos los 4 juntos, ellos llegaron antes. Miré la billetera, no me alcanzaba la plata y seguimos a otro local". Después volvió al hotel con su madre, tras haber acompañado a Cinalli a donde se alojaban los rugbiers.

Consultado sobre si pelearse cuando salían era habitual para los imputados, Colazo contestó: “Allá en Zárate corren las noticias rápido, he sabido que han tenido otros problemas. Peleas. Con qué nivel de intensidad, no sé. Pude haber estado tan cerca como en esta, sí, porque salíamos a los mismos lugares". Sobre el final, le preguntaron qué concepto tiene de los acusados, a lo que respondió: "No los puedo definir por este suceso. No puedo dar un concepto porque para mí son buenos chicos".

Está pasando