Sábado, 20 de Abril de 2024 Muy nuboso 18.7 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 18.7 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Policiales

Uno por uno: quiénes son y qué rol cumplió cada uno de "los rugbiers" en el asesinato cobarde de Fernando

Se los conoce como "los rugbiers" porque la figura de la patota machista que atacó a Fernando en un "todos contra uno" con motivaciones racistas y supremacistas quedó congelada en el deporte que sólo algunos de ellos practicaban. Sin embargo, en los tres años que pasaron entre esa tristísima noche y el comienzo del juicio, el pacto de silencio y la alianza misógina no se quebraron. ¿Quién arengó al grupo para interceptar y golpear hasta matar a Báez Sosa? ¿Cómo se distribuyeron los roles? ¿Qué hace que, incluso, quienes fueron sobreseídos por falta de mérito no hayan hablado?

Máximo Thomsen

Nació el 27 de noviembre de 1999 y sus allegados lo apodan "Machu". Se formó como rugbier en el Arsenal Zárate Rugby y jugaba en el Club Atlético San Isidro desde 2017, pero fue suspendido como socio tras conocerse su detención por el crimen de Fernando. Era estudiante en el profesorado de educación física y quería ser kinesiólogo de alto rendimiento.

Fue sacado por la fuerza del boliche "Le Brique" de Villa Gesell y está señalado por la justicia como quien quien le dio la patada mortal en la cabeza a Fernando cuando estaba "de rodillas sobre el suelo" y quien dijo a viva voz: "Quedate tranquila que me lo voy a llevar de trofeo".

Las pericias corroboraron que la víctima tenía marcada la suela de su zapatilla en la cara, y a su vez el calzado tenía sangre de Fernando. Horas después del crimen fue a comer al McDonald’s con Lucas Pertossi como si nada hubiese pasado.

Ciro Pertossi

Nació el 8 de mayo de 2000. Es uno de los rugbiers a quien la Justicia le atribuye mayor responsabilidad en el crimen, ya que fue reconocido por al menos tres testigos "como el sujeto que le pegó a Fernando cuando ya estaba en el piso, en su cabeza, cara, y pecho". Imágenes aportadas a la causa lo muestran "chuparse los dedos" con sangre cuando es interceptado por personal policial. Además fue quien, casi una hora y media después del ataque, escribió en el grupo de WhatsApp que compartía con el resto del grupo: "Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie". Es hermano de Luciano Pertossi y primo de Lucas Pertossi, otros dos acusado.

Enzo Comelli 

Nació el 25 de febrero de 2000. Al ser detenido presentaba un "hematoma sobre el labio inferior" y, según la fiscalía, "premeditadamente" agredió a Fernando "junto con los restantes imputados, previo repartirse roles para agredir físicamente a la víctima y posteriormente matarla".

Estuvo en la pelea y en estos momentos lo consideran partícipe y hasta posible coautor del homicidio. En la rueda de reconocimiento lo identificaron como uno de los primeros que golpeó a Fernando.

Matías Benicelli 

Participó de la pelea y lo consideran partícipe y posible coautor del homicidio. Las pericias confirmaron que había sangre de Fernando en su camisa.

Blas Cinalli 

Un hisopado a la uña de un dedo meñique de Fernando reveló que tenía su sangre, y videos obtenidos muestran su participación y la rueda de reconocimiento en la Fiscalía de Villa Gesell fue clave para confirmar que fue parte del ataque.

Nació el 18 de abril de 2001, y, según la imputación, "existen sendos elementos probatorios" para atribuirle "una participación criminal esencial en la comisión del hecho" y como "agresor directo de Fernando". En el requerimiento para la elevación a juicio se constató que "golpea a unos sujetos que se encuentran en el piso".

Estos cinco jóvenes son los que más complicados están en la causa, mientras que los otros tres se los notificó por haber estado en el lugar atacando a los amigos de Fernando e impidiéndoles defenderlo.

Lucas Pertossi 

Filmó la secuencia del crimen mientras se reía y pedía que nadie defendiera a la víctima. Después del ataque se acercó hasta el lugar donde sucedió todo y mandó el mensaje "caducó". Fue a comer al McDonald’s con Máximo Thomsen.

Ayrton Viollaz 

Aunque creen que no golpeó a Fernando, por los videos difundidos se observa que impedía que los amigos de la víctima se acerquen a ayudarlo.

Luciano Pertossi 

Filmó la secuencia del crimen mientras se reía y pedía que nadie defendiera a la víctima. Después del ataque se acercó hasta el lugar donde sucedió todo y mandó el mensaje "caducó". Fue a comer al McDonald’s con Máximo Thomsen.

Dentro del grupo que fue de vacaciones a Villa Gesell hay dos de los chicos que fueron liberados y sobreseídos de la causa por falta de mérito ya que en las ruedas de reconocimiento ningún de los testigos los vio accionar contra Fernando o sus amigos o ni siquiera estuvo en la escena del crimen.

Se trata de Juan Guarino y Alejo Milanesi que luego de quedar liberados decidieron no hablar ni dar testimonios ante la prensa. Aun así, declararán en la causa como testigos y está la posibilidad de que ambos se crucen con sus amigos.

En tanto, Pablo Ventura, quién había sido incriminado por los rugbiers como partícipe del asesinato, quedó en libertad a los pocos días y fue sobreseído en la causa ya que todas las pruebas aportadas confirmaron que el joven esa fecha se encontraba lejos de la localidad balnearia.

A fines del año pasado se dio a conocer que Ventura demandó al Ministerio Público Fiscal del Poder Judicial bonaerense por 10 millones de pesos como resarcimiento por los daños sufridos por esa "infundada e injusta detención”. Como Guarino y Milanesi, Pablo declarará en la causa contra los rugbiers.

Está pasando