Domingo, 29 de Enero de 2023 Algo de nubes 23.6 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 23.6 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $193
Dólar Blue: $386
Columnistas

Mujeres en la Foto: hacer visible la desigualdad en espacios de poder

Un intercambio comercial con Chile en el que la única mujer que apareció fue Eva Perón, sólo a través del nombre del salón en donde se llevó adelante la reunión.
mujeres foto

El último martes de noviembre, el presidente Alberto Fernández se reunió con integrantes del Consejo Empresarial Chile – Argentina y, además de números y declaraciones formales, dejó una imagen particular: 18 varones posando frente a cámara y ni una sola mujer partícipe. ¿No hay feminidades en la política ni en el mundo empresarial? ¿A quiénes se convoca para hacer negocios? ¿Quiénes deciden, entonces, los rumbos de los países?

A pesar de las iniciativas que se vienen suscitando en los últimos años para lograr una mayor representatividad de mujeres en espacios de toma de decisión, la disparidad sigue siendo la regla. Mujeres en la Foto busca visibilizar esta falta. En 2018 su creadora, Tuti Romain, feminista, periodista y Licenciada en Comunicación, empezó a proyectarlo y en 2019 lo concretó: mediante las redes sociales pone en evidencia la ausencia de mujeres en eventos de impacto social.

“Entendí que la indignación no era solo mía, sino que era colectiva, y que había una necesidad de tener un espacio para hablar sobre la desigualdad en la representación”, dice a Diario Con Vos. Hoy el proyecto se replicó en países como Brasil, España, Chile y Uruguay y, a pesar de que no en todos es constante, la demanda por parte de la audiencia para que se siga sosteniendo se mantiene al pie del cañón; lo que muestra el interés que hay por hacer visible esta problemática.

Una imagen, más que mil palabras

24 varones y 0 mujeres en una reunión del entonces presidente Mauricio Macri con intendentes. 16 varones y 0 mujeres en un intercambio entre el presidente Alberto Fernández, el exministro de Economía Martín Guzmán y sindicalistas. 30 varones y 0 mujeres reunidos junto a Donald Trump para debatir sobre políticas de maternidad. La invisibilización de las identidades feminizadas no sabe de grietas y, por el contrario, se replica en todos los ámbitos: en la política, en las empresas, en los sindicatos, en los medios, en el deporte y en la región.

Las imágenes son fundamentales en la construcción de la memoria. Muchas veces recordamos eventos históricos a través de imágenes. Por eso, el abordaje desde la fotografía es una decisión editorial simple, porque sin hacer ninguna intervención se logra encarnar fácilmente la problemática de la desigualdad y de la subrepresentación femenina en los espacios de toma de decisión”, señala Romain.

¿No hay mujeres en estos espacios? ¿Por qué hay tantas fotos sin ellas? Lo que deja en evidencia este proyecto es, tal vez, que las acciones que se llevan a cabo para lograr una participación más equitativa son insuficientes. Porque finalmente, los círculos más altos de poder siguen estando vedados a los hombres.

Sin ir más lejos, aunque hay una ley de paridad en el poder legislativo, las mujeres hablan menos veces en las intervenciones y, cuando lo hacen, ocupan menos tiempo que los hombres. En los sindicatos ellas ocupan el 18% de los cargos gremiales, y de ese 18%, solamente el 26% son cargos jerárquicos.

Para quienes “llegan” a formar parte las cosas no son fáciles. Según la encuesta nacional “No son las reglas, es violencia” sobre mujeres en política, realizado por el Observatorio de la violencia contra las mujeres y disidencias en política “Julieta Lanteri” de FUNDECO, y la Fundación Friedrich Ebert, el 90% de las encuestadas percibe haber sufrido algún tipo de violencia en el ámbito político. Y ser borradas de estos espacios, claro está, también es violencia.

Romain señala: “La invisibilización es una forma de violencia simbólica. La falta de mujeres en estos espacios genera una desvalorización por parte del mismo sistema, a las capacidades y los aportes de las mujeres en el ejercicio del poder”.

El impacto que genera esa operación es múltiple. No solo muestra que, efectivamente, faltan mujeres en lugares de toma de decisión, sino que además afecta a las muy pocas que son parte de ellos y, también, anula la posibilidad de identificación de las generaciones más chicas, que no ven mujeres en política como referencia cotidiana.

Si hay al menos una escena diaria de estas para las mujeres cis heterosexuales, ¿qué queda para las personas diversas? “Esa es la punta del hilo desde donde queremos empezar a tirar el carretel”, responde la creadora del proyecto y agrega: “En Mujeres en la Foto contamos cómo los hombres blancos de clase media o acomodada son quienes ocupan los roles sociales más decisivos. Le ponemos caras y nombres a los privilegiados que manejan el mundo”.

Hacer propia la incomodidad de no estar presentes y convertirlo en una herramienta de cambio. Tomar un recorte de la realidad y mostrar que es el reflejo de lo que verdaderamente ocurre. Mujeres en la Foto resonó no sólo en el público digital sino también en la esfera política: en 2019, desde Presidencia se firmó una resolución para que dentro de las audiencias públicas del presidente haya paridad. Fue un avance, pero la cumbre de caballeros chilenos y argentinos de los últimos días muestra que no se cumple. Mientras las intenciones de transformación se queden en los papeles, el espacio 3.0 se seguirá llenando de imágenes de hombres con traje y corbata y sin ninguna presencia femenina o diversa.

Está pasando