Domingo, 16 de Junio de 2024 Cielo claro 13.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Deportes

Enzo Fernández, el pibe que debutó hace menos de tres años y sería titular mañana con Polonia

Tras el golazo con el que sentenció la victoria con México, Enzo Fernández está en boca de absolutamente todos, y son pocos los que no piensan que debería ser titular en la Selección Argentina. De cara al partido con Polonia, eso se puede convertir en una realidad. Repasamos la historia del pibe de 21 años que hace tres jugaba en Reserva, hoy se abraza con Lionel Messi, y es observado por el Real Madrid.

Nacido el 17 de enero del 2001 en la localidad bonaerense de San Martín, Enzo empezó a jugar en el Club La Recova, de su barrio. A los cinco años ya lo llamaban "el músico" porque "dirigía la orquesta" en el equipo. Quienes lo conocieron en esa época aseguran que se notaba que era distinto, y ya sorprendía la personalidad y liderazgo que mostraba, incluso jugando muchas veces para una categoría mayor.

Enzo tiene muchas chances de ser titular por primera vez en la Selección Argentina, contra Polonia y en un Mundial. Hace tres años, ni si quiera había debutado en Primera.

Por este motivo, con seis años desembarcó en las infantiles de River, club del que él y toda su familia es hincha. De hecho, se llama Enzo por Francescoli. Ahí empezó a crecer como futbolista, y hubo unos años que jugaba en ambos clubes, hasta que pasó a las inferiores. Así, cuando llegó a la Séptima despegó, y empezó a jugar con la Reserva.

Enzo a los 9 años, en el Club La Recova

En esa categoría, un día les tocó entrenar con el plantel profesional. Ese único entrenamiento le bastó a Marcelo Gallardo para darse cuenta de la calidad de Fernández, y lo convocó por primera vez al banco de suplentes de la Primera. Fue el 27 de enero de 2019, en la derrota de River 3-1 con Patronato en el Monumental.

Para debutar en Primera iba a tener que esperar casi un año. El 4 de marzo de 2020 entró en el segundo tiempo de la derrota 3-0 ante la Liga de Quito, por Copa Libertadores. No tuvo más minutos, y por eso en agosto de ese año fue cedido a Defensa y Justicia para sumar rodaje. Esta decisión lo golpeó mucho, pero no se imaginaba lo que vendría.

En Florencio Varela empezó a jugar un poco más. Convirtió su primer gol (jugando la Copa Sudamericana), dio dos asistencias y, de yapa, salió campeón de dicho torneo continental, cuando derrotaron a Lanús en la final. Además, le ganaron al poderoso Palmeiras en la Recopa Sudamericana. Un lindo año que lo llevó a retornar a Núñez antes de lo esperado, por pedido de Gallardo.

Su vuelta a River lo hizo empezar a llamar mucho más la atención. En el Millonario jugó 53 partidos, convirtió 12 goles y asistió nueve veces. Además, ganó otros dos títulos: la Liga Profesional y el Trofeo de Campeones. A fuerza de talento puro enamoró a los hinchas, y lo llevó a dar el salto a Europa a mediados de este año.

"El músico" no dejó nunca de demostrar su personalidad. No por nada hizo un golazo en su debut con la camiseta del Benfica (por repechaje de Champions), e hizo otros dos en sus siguientes primeros partidos. Así llegó su primera convocatoria para jugar con la Selección en septiembre de este año, a solo dos meses del Mundial. El mismo Mundial en el que, todo indica, será titular mañana.

Está pasando