Viernes, 09 de Diciembre de 2022 Muy nuboso 37.3 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 37.3 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $177
Dólar Blue: $316
Deportes

Gündogan, contra sus compañeros por la derrota de Alemania: “No todos querían tener la pelota”

Tras la inesperada derrota de Alemania a manos de Japón, se desató la furia, tanto en el país como en el seno mismo del seleccionado germano. Los medios locales destrozaron al equipo, y ahora el propio İlkay Gündogan responsabilizó públicamente a sus compañeros por no hacerse cargo de la situación durante el partido debut.

El mediocampista de 32 años, autor del único tanto alemán gracias a un penal, analizó la derrota y fue contundente: "Hubo un poco de falta de convicción con la pelota, desde atrás. Sosteniéndola, moviéndose, ofreciendo". Después, fue mucho más tajante con sus compañeros de equipo.

Sentía que no todo el mundo quería realmente tener la pelota. La perdíamos con demasiada frecuencia y facilidad.

"En la segunda parte confiamos demasiado en los balones largos. Y los cortos que jugamos los perdimos con demasiada facilidad. Sentía que no todo el mundo quería realmente tener la pelota. La perdíamos con demasiada frecuencia y con demasiada facilidad", escupió.

El entrenador Hans-Dieter Flick fue consultado luego sobre esta declaración, y optó por calmar las aguas: "Es una declaración de Ilkay, es bienvenido a decirlo. Para mí es importante que el equipo saque las conclusiones correctas y asuma la responsabilidad".

El jugador del Manchester City dijo también que los goles de Japón fueron muy simples: "Se lo pusimos demasiado fácil. Especialmente el segundo gol, no sé si alguna vez se marcó un gol más fácil en una Copa del Mundo. Eso no debería suceder. Estamos aquí en la Copa del Mundo. La forma en que se concedieron los goles en ocho minutos fue demasiado fácil".

"Creo que dominamos el juego en su mayor parte. Manu (Neuer) nos salvó una vez en el segundo tiempo, por eso lo tenemos. Tuvimos ocasiones increíbles en la delantera y no marcamos el segundo", terminó por lamentarse el alemán con raíces turcas.

Está pasando