Jueves, 01 de Diciembre de 2022 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $313
Columnistas

El camino al Mundial

Qatar

El Mundial de fútbol masculino será la última estación de un camino de casi 30 años que se tomó Qatar para instalarse en el mundo a través del deporte como un actor de peso e intentar cambiar la percepción que tiene Occidente de un país donde mujeres, inmigrantes, homosexuales y minorías no viven en igualdad de condiciones y son perseguidos.

Paradojas del destino el primer impacto lo lograron gracias a un golpe de Estado. En 1995 Nigeria iba a organizar el Mundial Sub 20, pero el general Sani Abacha, partícipe en dos derrocamientos en la década de los ´80, lideró en 1993 el golpe de Estado contra Ernest Shonekan. La inestabilidad del país se sumaba el despido del seleccionador porque habían salido terceros en la Copa Africana Juvenil por decisión del gobierno. A fines de enero la FIFA visitó el país y pidieron a la organización que mejoraran la infraestructura para recibir el torneo. La cabeza de esa expedición fue el triniteño Jack Warner, uno de los detenidos por el FIFA Gate 20 años después. El 14 de febrero decidieron mudar la sede a Qatar, a pesar de los reclamos africanos. Nigeria no fue porque solo clasificaban los dos primeros.

Para Argentina era especial porque significaba la vuelta al torneo tras el escándalo en Portugal 1991, donde terminaron a los golpes contra los locales y la AFA había sido suspendida dos años. El seleccionado de José Pekerman llegó como subcampeón sudamericano detrás de Brasil a quien luego derrotó en la final con goles de Leonardo Biagini y Francisco Guerrero. El capitán fue Juan Pablo Sorín, el único que luego jugó el Mundial de mayores, y que este año estrenó “Erase una vez en Qatar”, el documental donde repasan los sucedido 27 años atrás. Allí los jugadores, el propio Sorin, Gustavo Lombardi, Mariano Juan, el entrenador y rivales, como el brasilero Caio o el español Raúl Gonzalez, recuerdan la experiencia de cuando eran chicos de 20 años en una tierra desconocida.

Si bien la liga local se creó en 1963, recién en 2008 se hizo totalmente profesional, y a inicios del siglo comenzaron la primera etapa de seducción occidental. Claudio Caniggia, Gabriel Batistuta, Pep Guardiola, Fabio Cannavaro, el propio Raúl o Xavi tuvieron su jubilación de privilegio alimentada a petrodólares. En el caso del actual entrenador de Barcelona, hizo su primera experiencia dirigiendo con Al Saad, el club donde se retiró, desde el cual recaló en Catalunya. El seleccionado masculino es dirigido por el español Felix Sanchez Bas desde 2017 y que ganó la Copa Asiática de Naciones 2019 en Emiratos Árabes Unidos, que junto con Arabia Saudita, son los rivales “geofutbolísticos” de Qatar.

Esa pelea se puede ver a gran escala con la compra de clubes. Los emiratíes se hicieron del Manchester City en 2008, mientras que los saudíes compraron Newcastle el año pasado, pero los qataríes se quedaron con el PSG en 2011 y lo usaron como punta de lanza tras quedarse con el Mundial un año antes. La adquisición se hizo a través de Qatar Investment Authority, QIA, que también tiene activos en Inglaterra, Francia, Alemania o Rusia.

Es un país pequeño, de solo tres millones de habitantes, de los cuales solo un 10% es qatarí, mientras el resto se compone de inmigrantes que llegan buscando trabajo. En 1971 se independizó del Reino Unido del que fue protectorado y hoy se sostiene también por una suerte de tutela estadounidense. Conscientes de que el petróleo y el gas son recursos no renovables, ejercen un poder blando a través del deporte y las inversiones que les permite tocar intereses en las grandes potencias. Actualmente en el club francés conviven Lionel Messi, el mejor jugador de los últimos 15 años y Kyllian Mbappé, el que aspira a quedarse con el trono tras el retiro del rosarino.

En el desarrollo del fútbol en particular y del deporte en general, es clave el rol de la Academia Aspire que fue creada en 2004 con el objetivo de detectar talentos jóvenes y desarrollarlos. El primer impacto fue el del seleccionado Sub 19 que ganó el Campeonato Asiático de 2014 con todo un equipo surgido de la academia, aunque la gran figura que se formó allí fue Mutaz Essa Barshim, campeón mundial y triple medallista olímpico en en salto en alto que compartió la medalla dorada en Tokyo 2021 junto al italiano Gianmarco Tamberi. El ideólogo de esta escuela fue el anterior jeque, Hamad Bin Jalifa Al Thani, promotor de la candidatura para el Mundial de fútbol y uno de los acusados de pagar sobornos a los funcionarios de la FIFA.

Su hijo Tammin, que lo sucedió en 2013, es fanático del tenis y muy amigo de Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG y ex tenista profesional. El torneo masculino de Doha fue el primero a nivel internacional que hizo pie en Doha en 1993 cuando el alemán Boris Becker derrotó al croata Goran Ivanisevic, entrenador de Novak Djokovic, ganador en 2016 y 2017. En 2015 Pico Mónaco lo ganó en dobles junto a Rafa Nadal, campeón en singles en 2014. Si bien se trata de un torneo 250, la cuarta categoría en importancia del circuito, suele tener la presencia de los mejores del ranking porque entrega buenos premios monetarios.

Antes de la Copa del Mundo de fútbol organizaron los mundiales de handball masculino de 2015 y de atletismo 2019. Para el primero no solo invirtieron en la creación de tres estadios en Lusail y Doha, sino que también invitaron periodistas de todo el mundo bajo su costo, algo que se extiende a muchas otras actividades tanto deportivas como culturales para poder “mostrar” el país y tener algo de control en el relato. Incluso pagaron hinchadas, sobre todo españolas, para que alentaran durante los partidos. Desde que el handball empezó a cobrar importancia tienen como política nacionalizar extranjeros y eso les permitió llegar a la final de su torneo donde perdieron contra Francia, la gran potencia del siglo. Montenegrinos, cubanos, bosnios, españoles, tunecinos, cubanos e iraníes son parte del paisaje habitual del seleccionado desde hace años. En 2019 organizaron el de atletismo en Doha que le ganó la sede a Barcelona y Eugene, la ciudad donde están los cuarteles generales de Nike. Obtuvieron dos medallas, un bronce en 400m con vallas masculino y el oro que consiguió Barshim.

El domingo Qatar arranca el torneo contra Ecuador y hasta el 18 de diciembre el mundo estará pendiente de lo que pase en un país que viene buscando con el deporte instalarse en el mundo entero.

Está pasando