Lunes, 22 de Julio de 2024 Llovizna ligera 10.6 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 10.6 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $963
Dólar Blue: $1445
Sociedad

¿Tarde de lluvia? 3 lugares geniales para tomar el té en la ciudad

Un teatro, un museo y un hotel de lujo en la Ciudad de Buenos Aires: las opciones más elegantes para convertir la hora del té en un momento especial.

Tomar el té es una costumbre que tiene tradición y, en la Ciudad, se puede disfrutar de una gastronomía especialmente pensada para vivir un momento único. La hora del té, con sus características particulares, es la excusa ideal para conocer elegantes propuestas en edificios históricos

Tomar el té en el Colón

Inaugurado en 1908, el Teatro Colón es un lugar emblemático para los amantes de la música, pero también de la arquitectura. Su gastronomía, entonces, no podía ser menos.

El Pasaje de los Carruajes, uno de los sitios más hermosos del Teatro, cuenta con una serie de opciones de gran calidad para disfrutar de un té con una variada propuesta de acompañamiento. Quesos, salmón ahumado, sándwiches, paté, macarons, mini gateaux y los tradicionales scones forman parte del servicio ambientado por un trío de cuerdas en vivo.

Está opción está disponible los domingos, de 16 a 19, y es la única confitería del Teatro a la que se puede acceder directamente, ya que el resto solo están disponibles para los asistentes a las funciones.

Una marca registrada: el Alvear

Posiblemente no haya lugares más emblemáticos para tomar el té en Buenos Aires que L´Orangerie, la tradicional confitería del Hotel Alvear Palace. Su espacio privilegiado y a una gastronomía exquisita, hacen que se destaque como una de las propuestas favoritas de los que disfrutan de estos encuentros.

Los famosos blends de té de Inés Berton son los protagonistas, con mezclas y sabores exquisitos, incluyendo una combinación de sabores exclusiva para L’Orangerie. La propuesta continúa con los tradicionales scones tibios con mermelada y queso blanco, mini pâttiserie, finger sandwiches, mini chips, mini gateau y la tradicional copa de espumante para terminar la ceremonia.

El espacio, que está festejando la reapertura de su Afternoon Tea luego de la pandemia, solicita a sus clientes una reserva previa, dada la popularidad del lugar.

Croque Madame, en el Museo Nacional de Arte Decorativo

El Palacio Errázuriz es uno de los lugares más visitados de Buenos Aires. Su propuesta cultural y arquitectónica hacen que sea un espacio ineludible para quienes quieren ver por dentro cómo era un palacio de la clase alta porteña a principios del Siglo XX.

El edificio fue pensado, incluso por sus constructores y habitantes, para funcionar como museo algún día. Su arquitectura combina diferentes estilos y fue construido a partir de materiales y artesanos traídos desde Europa.

Actualmente, es la sede del Museo Nacional de Arte Decorativo y la Academia Nacional de Bellas Artes, entre otras instituciones. Por eso, es una de las pocas mansiones de estilo francés abiertas permanentemente al público.

En el jardín de entrada hay un espacio algo escondido, pero que ya es bastante famoso: su confitería, Croque Madame. Allí se puede degustar el té de la tarde, con una exquisita variedad de productos tanto dulces como salados: scons, pastelería artesanal, tostadas, etc. Además de, por supuesto, Croque Madame y Croque Monsieur, los tradicionales sándwiches franceses.

La propuesta de Croque Madame también está en otros museos, palacios y mansiones porteñas, como el Palacio Paz, el Círculo Italiano, el Museo Amalia Lacroze de Fortabat, el Ecoparque y el Museo Larreta.

Está pasando