Martes, 20 de Febrero de 2024 Cielo claro 25.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 25.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $882
Dólar Blue: $1115
Mundo

Italia y Francia se pelean para sacarse de encima a sus inmigrantes

La flamante primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, enfrenta por estos días su primer conflicto diplomático. La dirigente de ultraderecha afirmó que el gobierno de Francia fue "agresivo e incomprensible" luego de criticar la actitud italiana de negarse a que una nave de inmigrantes ingrese a sus puertos.

Italia aceptó recientemente tres barcos de ONGs dedicadas a rescatar a migrantes que cruzan desde Libia, luego de bloquearlos por un tiempo. Además, el gobierno dijo que Francia había aceptado recibir a otro barco: el Vikingo Oceánico.

El anuncio de Meloni fue festejado por dirigentes de la coalición de la primera ministra, como el diputado Matteo Salvini, para quien "el aire cambió" con la llegada del nuevo gobierno. Viktor Orban, el presidente de Hungría, también le agradeció a Meloni por "proteger las fronteras europeas".

En Paris, el anuncio italiano se recibió como una forma de forzarlos a aceptar la nave de inmigrantes.

Sin embargo, desde Francia se escucharon informes que sugerían que las autoridades del gobierno de Emmanuel Macron no había aceptado ningún acuerdo. En Paris, el anuncio italiano se recibió como una forma de forzarlos a aceptar la nave de inmigrantes.

El ministro de Interior francés, Gérald Darmanin, explicó que Francia va a dejar entrar al Vikingo Oceánico como una excepción, que llegó a territorio francés este viernes a la mañana. Sin embargo, describió el accionar italiano como condenable y egoísta, advirtiendo sobre la posibilidad de "graves consecuencias".

Meloni le contestó. En una conferencia de prensa, la primera ministra dijo que le sorprendió la "reacción agresiva" de Francia, que describió como "injustificada". El tenso intercambio llega en medio de un conflicto entre ambos miembros de la Unión Europea sobre inmigración, ya que una de las promesas de campaña del nuevo gobierno italiano era reducirla ampliamente.

Francia suspendió un acuerdo para recibir a 3.500 inmigrantes que se encuentra en Italia, y le propuso a otros miembros de la Unión Europea hacer lo propio y ampliar la seguridad de sus fronteras con Italia

Ahora, Francia suspendió un acuerdo para recibir a 3.500 inmigrantes que se encuentra en Italia, y le propuso a otros miembros de la Unión Europea hacer lo propio y ampliar la seguridad de sus fronteras con Italia. Meloni advirtió que no sería "inteligente" para la Unión Europea aislar a Italia. Continuó explicando que su país recibió a casi 90.000 inmigrantes durante el 2022, y que "la situación no puede seguir así".

El problema de cuántos inmigrantes se queda cada país es un ya viejo conflicto en la Unión Europea, siendo Italia, Grecia y España los países más afectados. Los tres argumentan que no pueden seguir sosteniendo la cuestión solos, y que requieren el apoyo del resto de Europa.

Mientras tanto, las presiones de la política interna complejizan la situación. En Francia, por ejemplo, Macron se ve presionado desde la derecha por el Front National, el partido de Marine Le Pen, quien acusa al presidente de una "flexibilidad dramática" por aceptar el nuevo barco, denunciando su incapacidad para frenar "una inmigración masiva y anárquica".

Francia e Italia se encuentran en la peor crisis diplomática desde el 2019, cuando el primer ministro italiano apoyó una protesta antigubernamental en Francia, por lo que Paris retiró a su embajador de Roma.

Ahora mismo, Francia e Italia se encuentran en la peor crisis diplomática desde el 2019, cuando el primer ministro italiano apoyó una protesta antigubernamental en Francia, por lo que Paris retiró a su embajador de Roma. No es común que los miembros de la Unión Europea se critiquen entre ellos tan abiertamente.

Está pasando