Martes, 16 de Abril de 2024 Nubes 16.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 16.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1015
Sociedad

Empezó el juicio contra el joven que golpeó a un playero en Monserrat

Playero

Este miércoles 9/11 comenzó el juicio por “tentativa de homicidio” y “lesiones gravísimas” contra el joven que atacó a Arturo López, un hombre que trabajaba como playero en un estacionamiento del barrio porteño de Monserrat. El acusado, que acaba de alcanzar la mayoría de edad, se entregó en abril después de haber pasado más de 5 meses prófugo.

El juicio se está realizando en el Juzgado Penal Juvenil Contravencional número 11 y contará con cinco jornadas en total: la del pasado miércoles, otra hoy, una tercera mañana y otras dos audiencias el lunes y el martes próximos. Se espera que en las tres primeras declaren los testigos aportados por el fiscal de la causa, Mauro Teresko, que luego se escuchen los testimonios aportados por la querella y que en la última fecha declare la defensa del acusado.

Todo indica que ya está llegando a su techo de recuperación y las secuelas son irreversibles.

Miriam Luna, abogada de Arturo López

La golpiza fue el 19 de noviembre del 2021, cuando el joven acusado, identificado como Carlos Manuel, volvió con su familia al estacionamiento donde había dejado su auto y le encontró un rayón. El joven, que todavía era menor, responsabilizó al playero por el defecto en su vehículo y lo golpeó fuertemente en la cara, haciéndolo caer e impactar contra el piso. Arturo López fue asistido por el SAME y trasladado a la Clínica Iteba, donde los médicos constataron que había sufrido un traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento y riesgo de vida. A casi un año del ataque, López sigue internado.

Todo indica que ya está llegando a su techo de recuperación y las secuelas son irreversibles”, explicó Miriam Luna, exesposa y abogada de Arturo en diálogo con radio La Red. “Él no se sabe expresar, muchas veces está desorientado, piensa que la clínica es su trabajo”, detalló, y agregó que el hombre, de 66 años, no recuerda qué le pasó, que es incapaz de mantener una “conversación coherente” y que “va a necesitar de un tercero para la vida cotidiana siempre”.

Mientras esperaba el juicio, Carlos Manuel permaneció con prisión domiciliaria, lo cual motivó la indignación de Luna y de las hijas de Arturo López. “La justicia se nos ríe en la cara. Mi familia quedó destrozada. La vida de mi papa arruinada”, manifestó Florencia, una de las hijas de López, en redes sociales. Miriam Luna explicó que no puede hacer declaraciones mientras dure el juicio, por lo que la condena que reciba Carlos Manuel se conocerá al finalizar el proceso.