Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1260
Sociedad

Llegó con fiebre al hospital y falleció: la familia de Santino Godoy denuncia mala praxis

Santino Godoy Blanco murió por una neumonía bilateral, pero en el Hospital Municipal de San Miguel le habían diagnosticado gastroenterocolitis y luego laringitis. El niño de 4 años había participado de la última campaña de vacunación del ministerio de Salud.

Después de la ceremonia del entierro, familiares y vecinos se reunieron en la puerta del Hospital municipal Larcade para pedir justicia por la muerte de Santino Godoy Blanco. El niño de 4 años atravesó un cuadro febril la última semana por lo que su familia lo llevó a la guardia de esa institución en dos oportunidades.

Familiares y vecinos se reunieron en la puerta del Hospital municipal Larcade para pedir justicia.

Según relató su madre, Agustina Blanco, los profesionales que atendieron a su hijo subestimaron el cuadro y los dos diagnósticos que le dieron estaban errados. Sin tomarle muestras de sangre ni hacerle una placa de tórax, los médicos del hospital municipal de San Miguel le diagnosticaron en las consultas laringitis y en otra oportunidad, gastroenteritis.

Los primeros síntomas: "Es un cuadro viral"

En diálogo con Radio Mitre, la mujer detalló cómo fueron las consultas en la institución: "Llevé a Santino el miércoles 2 de noviembre por la madrugada porque había empezado con fiebre a la medianoche. Le había dado ibuprofeno, lo bañaba y no le bajaba. Lo atiende una enfermera. Le pone pañitos para que le bajara la fiebre. Le pido que lo atienda una pediatra. Me dice que no, que podía ser algo viral, que cuando le baje la fiebre, veíamos”.

"Estuvimos dos horas. Vino una doctora, lo escucha. Dice que tenía un cuadro viral de laringitis, que tenía que darle corticoides y nebulizaciones”, recapituló.

Agustina pidió que le hicieran un estudio de sangre pero en el hospital se lo negaron por considerar que se trataba de un cuadro viral.

Santino y su madre regresaron a su casa a las 6 de la mañana del miércoles, pero el cuadro de salud no mejoraba. El niño seguía con fiebre alta y vomitaba los medicamentos que ingería. “Lo vuelvo a llevar al Larcade a las 17, diciendo lo que había pasado a la madrugada de ese día. Le inyectaron Dipirona y Reliverán". Después le hicieron un análisis de orina que dio como resultado una infección urinaria. Agustina pidió que le hicieran un estudio de sangre pero en el hospital se lo negaron por considerar que se trataba de un cuadro viral.

Los últimos momentos: confusión, falta de elementos y negligencia

Agostina contó que volvió al hospital porque el estado del niño empeoró. Al llegar le indican ponerle oxígeno. "Tenía que venir la doctora y la doctora vino a la hora y veinte. Me dice que me pide perdón, que se había quedado dormida. Viene y le digo que ya estaba peor, ya estaba como más desvanecido. Lo único que hacía era sacarse la máscara de oxígeno y darme besos, pero ya no decía casi nada", recordó.

No pudieron o no quisieron hacer nada porque no lo llevaron a terapia, que estaba vacía en ese momento.

“La médica me dice que ella lo escuchaba peor y que iba a repetir urgente la serie de oxigeno y puf. En eso viene la enfermera con tres saturómetros, ninguno funcionaba. Y Santi ya estaba más frío. Yo le tocaba las manitos. Empiezo a ver que se le empiezan a ir los ojitos para atrás y le digo a la doctora que por favor hagan algo. Me dice que van a llevarlo a shock. Yo lo llevé a Santino a shock a upa corriendo. Y ahí empezaron a venir los médicos. Trataron de reanimarlo una hora y media y ya no pudieron o no quisieron hacer nada porque no lo llevaron a terapia, que estaba vacía en ese momento”.

"Santino falleció por neumonía y jamás le hicieron una placa”, denunció la madre. La familia llega a esta confirmación mediante la realización de una autopsia que, en principio les negaron hacer, pero obtuvieron solicitándola en la comisaría primera de San Miguel.

Mientras reclama justicia por Santino, Agustina contó que puso reunirse con el Intendente de San Miguel, Jaime Méndez. “Nosotros le pedimos que remuevan a todos los que atendieron a Santino para que a ningún otro chico le vuelva a pasar lo que le pasó a mi hijo”.  

Santino es uno de los nenes que aparece en las publicidades de la actual campaña nacional de vacunación del ministerio de Salud contra sarampión, rubéola, paperas y polio que comenzó el 1 de octubre y se extenderá hasta el próximo 13 de noviembre “Activá abrazos”. La publicidad estará vigente hasta la semana que viene.

Agustina también dijo que Santino estaba "súperfeliz" por haber hecho la publicidad y haber aparecido en la tele. "Justo habíamos cobrado la plata recién la semana pasada. Estaba contento porque se había comprado un montón de cosas que necesitaba para el cole y ropa”, lamentó la madre.

La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Flagrancia y Juicio Nº 22 de Malvinas Argentinas.

Está pasando